Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Sentencia de la Corte Constitucional revivió la tauromaquia en Bogotá

La Corte afirmó que regresa la fiesta brava a la Plaza de Toros la Santamaría, y aclaró que no se van a restringir los eventos culturales.

Entro

Foto: bogotaturismo.gov.co

La Corte Constitucional profirió fallo de tutela a favor de los empresarios taurinos, que habían interpuesto la acción de amparo, argumentando que se les estaba violando los derechos al debido proceso y la libertad de expresión artística con la prohibición que hizo el alcalde Gustavo Petro de las corridas de Toros en la Plaza la Santamaría.

"La Sala reiteró jurisprudencia sobre actitud de las personas jurídicas como titulares de los derechos fundamentales al debido proceso y a la libre expresión artística y cultural, ante la posible ocurrencia de un prejuicio irremediable. Respecto al segundo, destacó el rol de la accionante en la relación efectiva del derecho como promotor y difusor de este tipo de expresiones culturales".

El fallo de tutela que revocó la sentencia proferidas por dos juzgados de Bogotá los cuales habían negado la acción de amparo y en su lugar tutelo los derechos fundamentales al debido proceso administrativo, la libre expresión artística invocados por la Corporación Taurina de Bogotá, dejando sin efectos la resolución por medio de la cual se suspendió la venta de abonos, y las novilladas del festival de verano. 

Igualmente ordena restituir de manera inmediata la Plaza de Toros la Santamaría como plaza de toros permanente para la realización de espectáculos  y la preservación de la cultura taurina.

A demás ordeno a las autoridades distritales disponer lo necesario para la reanudación del espectáculo taurino en la Plaza de Toros de Bogotá, mediante la adopción de mecanismos contra actuales u otros administrativos que garanticen la continuidad de la expresión tauromaquia

Por otro lado determino que el IDRD dispondrá de seis meses a partir de la notificación del fallo para dar cumplimiento a la acción de tutela.