Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Si él tiene razón en lo que dice, fue muy de malas: José Félix Lafaurie sobre Robert Farah

El presidente de Fedegán afirmó que el Invima tiene autorizado el uso de estos anabólicos y después de hacer pruebas solo en dos casos lo encontraron en la carne.

El 95% de los animales que se sacrifican en Colombia no usan anabólicos: José Félix Lafaurie. Foto: Colprensa

El pasado 14 de enero, se dio a conocer que el tenista Robert Farah no jugará en la próxima edición del Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año.

Posteriormente, el colombiano dio a conocer un comunicado en el que explicó los motivos que lo obligan a apartarse de la competencia, ya que reveló que la ITF (Federación Internacional de Tenis, International Tennis Federation por sus siglas en inglés) le comunicó la presencia de Boldenona en una prueba realizada el pasado 17 de octubre en Cali.

Además, el tenista explicó en el mismo documento que dicha sustancia “se encuentra frecuentemente en la carne colombiana y puede afectar los resultados de las pruebas a los atletas”. De esta manera, aclaró tener la certeza de que el positivo en su prueba obedece a esta condición.

Ante esta controversia, el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, conversó con La W sobre el uso de este tipo de anabólicos en el país.

Sí se puede presentar un caso como el que señala Robert Farah (…) pero en el 95% de la totalidad de animales que se sacrifican en Colombia no se hace uso de ningún tipo de anabólico. La carne en Colombia es muy sana porque proviene de pastura natural”, respondió Lafaurie, agregando que muy pocos ganaderos la utilizan a pesar de que el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) tienen autorizado su uso.

Así, el presidente de Fedegán precisa: “Nunca he usado ese tipo de anabólicos. Es posible que otro ganadero pueda hacerlo, pero sus rendimientos (del anabólico) son muy bajos para ese tipo de efectos”.

“Lamento mucho la circunstancia de nuestra gloria del deporte y como colombiano, aspiro a que le vaya bien. Si él tiene razón en lo que dice, la verdad es que fue muy de malas porque comió una res cuyas trazas en la sangre todavía tenían rastros de este anabólico”, indicó José Félix Lafaurie.

Además, el presidente de Fedegán señala que una pregunta que hay que hacerle a un científico es cuánta carne hay que comer para que se refleje en este medicamento.

“Si usted recorre Estados Unidos, Argentina, Uruguay o incluso Europa, encontrará corrales de engorde”, concluye.

====================

Lea en La W: