Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Superintendencia ha identificado más de 60 malas prácticas en sector salud

El superintendente Fabio Aristizábal dijo que iniciaron la investigación en respuesta a las distintas denuncias que se han presentado.

Al día una unidad de cuidado intensivos puede costar alrededor de 2 millones: Fabio Aristizábal. Foto: Getty Images

En diálogo con La W, el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, se refirió a las denuncias sobre el mal uso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en el país.

Así, Aristizábal advirtió que un detalle que "prendió las alarmas" fue la ocupación de camas UCI, porque cuando hicieron algunos requerimientos a entes territoriales y a los centros de regulación de urgencias, estos entregaron información errónea. 
 
"Nos encontramos con una sorpresa y es que la información que reportaron al Ministerio de Salud era diferente a la que nos reportaban a nosotros. No es normal que al Ministerio le digan que hay 279 UCI ocupadas con pacientes de COVID-19 y aquí reportaran 169 camas. La desviación fue la primera alarma de la Superintendencia", explicó.

El superintendente explicó que una cama de cuidados intensivos al día puede estar costando hasta dos millones de pesos, dependiendo de los medicamentos que se le suministren al paciente: "Pero lo que no podemos permitir es que en algunas UCI estén demorando o ingresando pacientes que no lo necesitan, por eso estamos haciendo las investigaciones".

De esta manera, el funcionario hizo un llamado a las EPS y a las entidades territoriales para que verifiquen los números reales que cada IPS: "A mí no me puede llegar una información con una desviación del 65%, eso nos hace un daño enorme y más aún en tiempos de pandemia".

Finalmente, el superintendente anunció que un grupo de inspectores de la entidad se trasladó a ocho departamentos para recaudar la información. "Me comprometo a publicar el resultado de esta investigación", indicó.