Escuche ahora

La música del mundo

Con Sebastián García (@JuanSeGarciaA)


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Taponar túnel con concreto no es una equivocación como lo han hecho ver: Gerente Integral

El directivo aclaró que una empresa norteamericana hizo un estudio de geología y en los 45 años del proyecto, nadie ha dicho que ese no es el no es el sitio para el proyecto.

Hidroituango. Foto: Colprensa

El proyecto HidroItuango presenta actualmente tres riesgos, dados por “el destaponamiento súbito del túnel de desviación derecho, unos problemas de estabilidad en la margen derecha de la montaña que generaría un deslizamiento de gran magnitud y el eventual lavado de la presa por una filtración de agua que se tiene”, según informó el Gerente de Integral, Ingenieros Consultores, Luis Fernando Restrepo Vélez.

El ingeniero, señaló que en torno a este proyecto que fue concebido por el fundador de Integral hace cerca de 41 años, tiempo desde el que la firma ha estado en el proceso de identificación, prefactibilidad, factibilidad, revisión de la factibilidad, diseños definitivos y asesores durante la construcción del proyecto; han surgido muchas opiniones, incluso de carácter internacional.

Es por esto, que Restrepo Vélez, aclaró en La W Radio, que “una empresa norteamericana fue la encargada de hacer un estudio de geología en el noroccidente colombiano para ISA, y en los 45 años del proyecto, nadie ha dicho que ese no es el sitio para el proyecto. Tanto geólogos propios como extranjeros, han visto el proyecto y nunca se ha hecho una afirmación en ese sentido”.

De igual forma el Gerente de Infraestructura y Diseño de Integral, fue enfático en que “todo proyecto hidroeléctrico tiene un sistema de desviación, en este caso, el proyecto contaba con dos túneles por los caudales del río Cauca, pero hay que tener en cuenta, que esos túneles iban a trabajar durante 6 años”.

El directivo especificó que la decisión de construir el túnel auxiliar, estuvo dada, porque “en algún momento el contratista presentó unos atrasos importantes, y se sopesaron distintas alternativas. Se decidió construir un nuevo túnel de desviación, que iba a trabajar durante 6 meses o menos”.

Así mismo, manifestó que la decisión de taponar los túneles con concreto y no con compuertas, obedece a que este “es el procedimiento estándar. Las compuertas en este caso no se pudieron construir, pero si se hubieran construido, solo se utilizan para el primer cierre pues la practica estándar en todo el mundo, es construir tapones de concreto. Eso que lo han hecho ver como una equivocación es una práctica estándar”.

“La galería auxiliar de desviación, se construyó como un procedimiento para recuperar tiempo. Es una medida técnica a la que se llegó, tras sopesar muchas alternativas, pues era adecuada y estaba dentro de unos parámetros del proyecto. La orden de construir el túnel la tomó EPM, pero escuchando a las partes: asesores, constructores y diseñador, en un proceso de un poco más de un año, donde se sopesaron múltiples alternativas”, agregó.

En este mismo sentido, Restrepo Vélez, enfatizó en que los túneles se taponaron, porque así debía ser de acuerdo al cronograma, porque había que iniciar el lleno del embalse. “Los túneles izquierdos y derechos, se estaban taponando, porque estábamos en ese proceso inverso, era de tapar todo agujero, para el llenado de la presa”.

En cuanto a la polémica que ha suscitado el informe entregado por ingenieros de la comisión estadounidense, sobre los riesgos del proyecto y el no cumplimiento de los estándares internacionales con los materiales usados en la presa, el ingeniero asesor aclaró que “la presa, hasta la cota 385 estaba siendo construída de acuerdo con los estándares internacionales, con los parámetros y materiales adecuados”.

Además, explicó que “desde el 28 de abril, cuando comenzó la emergencia, comenzamos a analizar las posibles alternativas y el 30 de ese mes, era evidente que se tenía que construir un lleno de la manera urgente, para evitar que el agua lo sobrepasara. Pero como han dicho expertos de las Naciones Unidas, no había nada más que se pudiera hacer. Obviamente no tiene el grado de compactación para que fuera definitivo, los materiales son los mismos, pero lo que ha variado es la calidad de la compactación que se le debía dar”.

En esta línea, el Gerente de Integral, Ingenieros Constructores, manifestó que en el comité asesor “desde un principio para nosotros fue claro que lo que llamamos el lleno prioritario, era un diseño de emergencia y que hay que hacerle obras adicionales para lo que se construya a partir de ahí ofrezca las calidades adecuadas. Al proyecto llegó un experto norteamericano que viene justamente a ver como a partir de lo que se hizo como emergencia, podemos soportarlo y terminar la presa con los estándares internacionales”.

Aún no se tiene clara la viabilidad de continuidad del proyecto, pero si se tiene claro que hay diversas variables, teniendo en cuenta que “el proyecto es un sistema. Puede pasar que casa de máquinas sufra alguna afectación, que se pueda recuperar o no, pero aún en ese escenario se podría poner una nueva casa de máquinas en la otra margen. Pero aún es muy temprano para hacer cualquier aseveración”, puntualizó Luis Fernando Restrepo Vélez.

Un aspecto positivo que se ha presentado en los últimos 7 días en el proyecto, es que no se está estresando la montaña como consecuencia de una oscilación de presiones en casa de máquinas. Pero el ingeniero es enfático en que los aspectos que los llevaría a considerar inviable el proyecto, es el tema económico dado por altas pérdidas por daños en casa de máquinas o el que no haya una factibilidad técnica, en el caso hipotético en el que una avalancha pueda generar un daño a la presa.

Le puede interesar: