Ciudades

Selecciona tu emisora

Ocho heridos y 71 detenidos tras disturbios en jornada de marchas en Bogotá

El ministro del Interior rechazó y lamentó que algunos actores armados hayan querido aprovechar las marchas de las organizaciones sociales para protagonizar actos violentos.

Foto: El Tiempo.

Según el secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla, tras las marchas de los ‘indignados’ realizadas en Bogotá, 8 personas resultaron heridas (siete civiles y un policía) y 71 fueron detenidas.

Aunque el funcionario destacó que no hubo “hechos que lamentar”, dijo que no se logró el propósito de una protesta masiva pacífica en Bogotá.

Igualmente, lamentó los daños que se causaron a construcciones privadas y públicas, a cerca de 50 establecimientos y a algunos buses y estaciones de Transmilenio, como la de San Victorino, en el centro de la ciudad.

Por su parte, el ministro del Interior, Federico Renjifo, rechazó y lamentó que algunos actores armados hayan querido aprovechar las marchas legítimas de las organizaciones sociales para protagonizar actos violentos.

“Lo que el Gobierno quiere reiterar hoy y siempre es la garantía del ejercicio del derecho a la libertad de expresión, el derecho a marchar. Estamos en la convicción absoluta que las organizaciones sociales pueden ejercer ese derecho de protesta social, lo único que lamentamos es que se hayan presentado algunos hechos violentos aislados”, declaró.

A la altura de la carrera séptima con Avenida Jiménez algunas de las personas que marcharon lanzaron papas explosivas, mientras que la Policía trató de controlar la situación con gases lacrimógenos y bombas de aturdimiento. También hubo disturbios en la calle 45 con Avenida Caracas.

Las marchas corresponden al "Día de la Dignidad", con el cual algunos ciudadanos pretendían expresar su descontento por la situación social del país.

Los participantes en todo el país ascendieron a 300.000, según dijo a Efe David Flórez, portavoz del movimiento de izquierdas
Marcha Patriótica y organizador de la iniciativa junto a un centenar de organizaciones no gubernamentales (ONG).

Flórez detalló que la "Marcha Nacional de los Indignados" se desplegó en 25 de los 32 departamentos colombianos y tuvo un espíritu de "civilizar las múltiples inconformidades del pueblo colombiano con el modelo de país desigual y basado en la extracción que tenemos".

Además, dijo que "en este momento coyuntural hay que exigir la participación directa del movimiento popular en la mesa del diálogo de paz" entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc, que según lo previsto se iniciará el próximo miércoles 17 de octubre en Oslo.

"La posibilidad de construir una paz pasa por discutir el modelo de país con el resto de los colombianos, no puede haber paz si Colombia sigue siendo el país más desigual del mundo", argumentó.
 

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir