Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

URT rechazó afirmaciones que indican que no cumplió con meta de restitución

El pronunciamiento por la URTse dio luego de que algunas fundaciones expusieran en un informe que la meta de restitución no se cumplió en el Gobierno Santos.

URT rechazó afirmaciones que indican que no cumplió con meta de restitución. Foto: La Wcon Julio Sánchez Cristo

Tras el informe realizado por la Fundación Forjando Futuros en el que se expuso que la restitución de tierras en Colombia, no se cumplió en el Gobierno saliente, afirmando que de 281.278 casos judiciales en que se debía dar restitución de predios, solo se cumplió el 2.3% de la meta, la Unidad de Restitución de Tierras procedió a contradecir a dicha fundación expresando que está faltando a la verdad en su informe, así lo dijo Alcelys Coneo Barbosa, Directora Encargada de la Unidad de Restitución de Tierras.

Dentro de su respuesta la entidad expresó que cumpliendo con la obligación que el Estado le otorgó, y que gracias al trabajo de la restitución han sido identificadas 1’012.000 hectáreas de tierra con problema, es decir, tierras en las que un actor armado obligó al dueño a abandonarlo o lo despojó. Según la Unidad,  de esta cifra, 300.000 hectáreas ya fueron devueltas a sus legítimos dueños; más de 500.000 se encuentran listas para fallo; y 200.000 están a punto de llegar a los despachos judiciales.

La directora (E) de la Unidad de Restitución de Tierras, Alcelis Coneo Barboza, dijo que “A la fecha, hemos recibido 114 mil solicitudes, de las cuales, hemos logrado avance sobre 86.536, es decir el 76%, gracias al aval de seguridad emitido por el Ministerio de Defensa. La restitución es una realidad; hemos beneficiado a cerca de 39.000 víctimas de la violencia”.

Dentro de su respuesta la URT añadió que gracias a la entidad fueron judicializados los principales despojadores del país. Delincuentes como alias Tuto Castro, Sor Teresa Castaño, Codazzi, Alvarado Bracamonte, Guido Vargas, y Benito Molina, conocido como El Mexicano están tras las rejas.

Casos emblemáticos dan cuenta de la efectividad del proceso de Restitución de Tierras en el país, entre ellos los predios despojados por el Clan Castaño, como el de la hacienda Las Tangas, fortín del paramilitarismo en Córdoba; o las tierras obligadas a abandonar por las FARC a los campesinos en el sur del Tolima, San Vicente del Caguán (Caquetá), la Macarena y la Uribe (Meta).

En cuanto a los fallos emitidos, se dijo que 12 corresponden a comunidades ancestrales de territorios étnicos, dando cumplimiento a cerca de 11.760 órdenes judiciales en procura de la reparación integral contemplada en la Ley, la cual incluye aspectos como la priorización de vivienda y el Programa de Proyectos Productivos. Además, para la atención a los segundos ocupantes y terceros intervinientes, ha sido realizada una asignación de recursos que asciende a 18.975 millones de pesos

En cuanto a dinero también se expuso que han sido entregados incentivos por valor de 83.000 millones de pesos para el desarrollo de iniciativas productivas a lo largo de 17 departamentos, lo que representa el mejoramiento de las condiciones económicas y de vida de miles de familias.

Han sido conformadas 11 asociaciones a partir de la política de restitución, varias de las han exportado sus productos a países como España, Bélgica, Japón, Estados Unidos y Australia.

Con las cifras expuestas por la Unidad, se expresó finalmente  en su pronunciamiento que busca hacer claridad sobre el impacto de la restitución de tierras, además, de hacer un llamado público a quienes distorsionan intencionalmente la información para que los análisis se hagan de modo responsable y honesto refiriéndose a la Fundación Forjando Futuros.

Barbosa en su papel de directora encargada de la URT cerró diciendo que se ha encontrado que “desde 2012 la fundación no ha querido entender los resultados de la política de restitución de tierras, omitiendo el trabajo de las comunidades, los líderes sociales, los funcionarios, los policías y soldados que trabajan por devolver las tierras a las víctimas del conflicto. Las cifras están a la mano, en la página de la entidad, y son de público conocimiento. Es incomprensible que sean malinterpretadas cuando, con una simple lectura, pueden ser identificados los verdaderos resultados”.