Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Violencia familiar conmociona a Barranquilla

Lizzette Ochoa Amador fue víctima de su esposo, Rafael Dangond Lacouture, según denuncia de su mamá, Luz Marina Amador. Los hechos ocurrieron el fin de semana pasado al finalizar un matrimonio de la alta sociedad de Barranquilla al que fue invitada la pareja Dangond Ochoa.

Entro

Violencia familiar conmociona a Barranquilla

Lizzette Ochoa Amador fue víctima de su esposo, Rafael Dangond Lacouture, según denuncia de su mamá, Luz Marina Amador. Los hechos ocurrieron el fin de semana pasado al finalizar un matrimonio de la alta sociedad de Barranquilla al que fue invitada la pareja Dangond Ochoa.

Al rededor de las 2 de la mañana, Dangond agredió fuertemente a su esposa en el parqueadero del club social donde se celebraba la recepción, según la denuncia hecha por la señora Amador en LaW.

Luz Marina Amador, madre de la víctima, cuenta que durante el matrimonio, Lizzette fue invitada a bailar por un grupo de amigos de la novia que habían llegado de Venezuela a festejar la boda. Al regresar a la mesa, Rafael Dangond se mostró muy disgustado.

La golpiza se sucedió ante la presencia de varios testigos, por más de dos horas. Luego la pareja llegó a su apartamento rodeando las 4 de la mañana, en donde los golpes continuaron hasta que ella se encerró en el baño y a través de su teléfono celular llamó a su padre, Álvaro Ochoa, quien fue en su búsqueda.

En ese momento, Dangond tumbó la puerta del baño y tras amenazarla de muerte, disparó un arma. La bala chocó en su trayectoria con el mobiliario del baño, razón por la que apenas le causó una herida superficial a Lizzette, según el relato en LaW de Amador.

En el momento de la llegada del padre al apartamento, Lizzette logró huir y reunirse con él fuera del alcance del esposo.

Posteriormente, Ochoa y su hija denunciaron el caso ante la Policía y fueron a la Clínica del Caribe, donde ella actualmente se recupera.

"Gracias a Dios sigue en recuperación, pero está delicada", señaló Luz Marina Amador.

Según la madre de Lizzette, su yerno siempre mostró un carácter violento e irascible.

Ella comentó que hizo su denuncia porque quiere que no quede en la impunidad y que sirva de ejemplo para otras mujeres que han sido víctimas de violencia intrafamiliar.

El vicefiscal Armando Otálora anunció que hará seguimiento a la denuncia formulada públicamente de este caso.