• Actualizado 28 Nov 2021 11:12

    Deportes

    Carlos Queiroz, un técnico con pergaminos para dirigir a la Selección Colombia

    El portugués llevó a la Selección de Sudáfrica al Mundial de Corea y Japón 2002, estuvo con Portugal en Sudáfrica 2010 y clasificó a Irán a Brasil 2014 y Rusia 2018.

    Carlos Queiroz. Foto: Agencia Anadolu

    Carlos Queiroz. Foto: Agencia Anadolu(Thot)

    Por: Santiago Serna Duque

    Aunque el nombre del portugués Carlos Queiroz es desconocido para la mayoría de los colombianos, en el ámbito futbolístico mundial no lo es tanto.

    El luso cuenta con una extensa hoja de vida que va desde dirigir a la Selección de Portugal Sub 20, a finales de los años ochenta, hasta comandar al club más grande de la historia en la temporada (2003-2004): el Real Madrid de España. 

    Pese a que la prensa colombiana, en general, no avala la contratación de Queiroz por parte de la Federación Colombiana de Fútbol, el recorrido del portugués al mando de varias selecciones en diferentes mundiales es destacable. 

    Inició su carrera deportiva como arquero en el club Ferroviario de Nampula (en lo que actualmente es Mozambique), en 1968, mientras paralelamente estudió ingeniería mecánica en la Universidad Lourenço Marques. En 1974 abandonó el arco. Diez años después se enfiló como asistente técnico de Mário Wilson en el equipo de la región de Lisboa, Estoril Praia. 

    Su debut como entrenador fue en 1989, cuando tomó las riendas de las selecciones juveniles Sub 16 y Sub 20 de Portugal. Ese año obtuvo sus primeros logros y ubicó al conjunto Sub 16 en el tercer puesto del Mundial de Escocia. 

    Después, salió campeón con la Sub 20 en el Mundial de Arabia Saudita de 1989 y en Portugal 1991, con una nómina de lujo que incluía nombres como Luis Figo, Fernando Couto, Rui Costa y Joao Pinto. 

    Gracias a esos resultados Queiroz fue contratado en 1991 por la selección de mayores de Portugal con el objetivo de clasificarse al Mundial de Estados Unidos 1994, el mismo en el que Diego Maradona fue expulsado tras dar positivo por cocaína en una prueba antidoping. No lo logró y fue despedido de la selección lusa. 

    Posteriormente fue fichado por el Sporting de Lisboa, el equipo que vio nacer la figura de Cristiano Ronaldo. Allí obtuvo la Copa de Portugal en su primera temporada. 

    En el 96 viajó a Estados Unidos para dirigir al MetroStars de Nueva York, onceno en el que condujo 24 partidos con un rendimiento del 50%. En el equipo de la capital del mundo tuvo su primer acercamiento con el fútbol colombiano, ya que los delanteros Antony 'El Pitufo' de Ávila y Rubén Darío Hernández eran parte del club neoyorquino.

    Ese mismo año pasó al Nagoya Grampus de Japón, donde dirigió 38 cotejos, sin pena ni gloria. 

    En 1998 Queiroz fue contratado por la selección absoluta de Emiratos Árabes, pero su trabajo con el equipo nacional de Oriente Medio no fue el mejor: 16 partidos jugados con 8 victorias, 2 empates y 6 derrotas. 

    Para el primer año del milenio, el nacido en África Oriental Portuguesa, hoy en día Mozambique, se puso el saco de DT de Sudáfrica. Con este seleccionado se clasificó al Mundial de Corea y Japón 2002 pero, tras perder el tercer partido de la primera fase con España, quedaron eliminados. 

    La mano derecha de Sir Alex Ferguson en el Manchester United 

    A partir del 2002 los caminos de Carlos Queiroz y el representante portugués Jorge Méndez (manager de estrellas como James Rodríguez, Radamel Falcao, Cristiano Ronaldo y el técnico José Mourinho) se cruzaron. A través de Méndez, el que sería el DT de la Selección Colombia consiguió el trabajo como asistente técnico de Sir Alex Ferguson en el Manchester United del Reino Unido. 

    Con los ‘Diablos Rojos’ alcanzó a proclamarse campeón de la Premier League, fue finalista de la Copa de la Liga y llegó hasta octavos de final de la Liga de Campeones, donde fueron eliminados por el Real Madrid. 

    Un paso fugaz por la 'Casa Blanca' 

    De nuevo, gracias a la gestión de Méndez y a los buenos resultados como asistente de Ferguson, Queiroz fue fichado por Florentino Pérez para que liderara al Real Madrid “galáctico” en la temporada 2003-2004. El club merengue contaba con una nómina con figuras como Ronaldo, Luis Figo, David Beckham, Zinedine Zidane, Raúl, Iker Casillas y Roberto Carlos, entre otros. 

    Pese a conseguir buenos resultados en la primera mitad de la temporada, finalmente solo obtuvo el título de la Súper Copa de España. En la Liga de Campeones fue eliminado en cuartos de final por el Mónaco de Francia. También perdió la final de la Copa del Rey ante el Zaragoza y, en la Liga de España, terminó en la cuarta posición después de encadenar cinco derrotas consecutivas. 

    Tras dejar el banquillo del Santiago Bernabéu regresó al Manchester United para acompañar a Ferguson hasta el 2008. 

    En julio del 2008, Queiroz dio uno de sus pasos más importantes como entrenador: fue anunciado como el nuevo seleccionador de Portugal para comandar a los lusitanos en el Mundial de Sudáfrica 2010. 

    El camino era complicado, pues debía defender el cuarto puesto alcanzado en el Mundial del 2006 en Alemania. Tras superar la primera ronda con jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo, Simao Sabrosa y Nani, Portugal cayó en octavos de final ante España, posterior campeona del mundo. Poco después fue retirado del cargo. 

    Para abril del 2011, Queiroz llegó a la Selección de Irán, equipo con el que se clasificó a los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018. Con los persas dirigió 95 partidos, con 57 triunfos, 26 derrotas y 12 empates. 

    Ahora, con Colombia, Queiroz tendrá como sus principales retos ganar la Copa América de Brasil, a mediados de año y clasificar al Mundial de Catar 2020. 

    El siguiente artículo se está cargando

    Escucha la radioen directo

    W Radio
    Directo

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Programación

    Señales

    Elige una ciudad

    Compartir

    Más acciones

    Suscríbete

    Tu contenido empezará después de la publicidad