Escuche ahora

La música del mundo

Con Sebastián García (@JuanSeGarciaA)


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Falcao se corona campeón con el Mónaco en Francia

Kylian Mbappé, de 18 años, y Radamel Falcao, de 31, son los rostros más visibles del inesperado éxito del Mónaco, que se ha servido de un tremendo poder ofensivo.

Radamel Falcao. Foto: Getty Images

A las órdenes del portugués Leonardo Jardim, un discreto y hierático técnico fan de la táctica, el Mónaco ha levantado su octavo campeonato francés -17 años más tarde del último- y han brillado en la Liga de Campeones, alcanzando las semifinales, en las que cayeron ante el Juventus. Antes habían eliminado al Manchester City de Pep Guardiola y al Borussia Dortmund.

Sin florituras, con poca posesión del balón y solidario en los esfuerzos defensivos, al Mónaco de Jardim le han definido con frecuencia sus propios rivales como un conjunto letal al contragolpe que "sabe a lo que juega".

La tremenda efectividad anotadora ha sido quizá su principal marca. Entre los principales campeonatos de Europa, solo el Barcelona de Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez han marcado más que el Mónaco, que con sus 102 tantos en lo que va de temporada supera al Real Madrid (100).

En el camino para su octava Liga francesa, el equipo del Principado tiene grabado el 15 de enero de 2017, cuando ganó 1-4 en el estadio del Olympique de Marsella. Desde esa jornada 20, el Mónaco no volvió a soltar el primer puesto.

Con la consecución de este entorchado, el Mónaco se sitúa a solo dos del Saint-Etienne, el más laureado con 10 trofeos ligueros.

El mérito del club del Principado, que tiene un coqueto estadio Saint Louis II que no llega a las 20.000 localidades, es mayor si se tiene en cuenta su nueva política de fichajes.

Propiedad del magnate ruso Dmitri Rybolóvlev, el Mónaco decidió disminuir considerablemente su inversión a partir de 2014 y reorientó su política hacia jóvenes valores.

Los montos desembolsados en 2013 por los colombianos Radamel Falcao (60 millones) y James Rodríguez (45 millones) o el portugués Joao Moutinho (25 millones) se quedaron como cosas del pasado.