Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los salvadoreños hacen suyo el clásico español, Barça-Real Madrid

Los salvadoreños vivieron hoy el clásico del fútbol español como suyo y celebraron los goles de Jérémy Mathieu (Barcelona), Cristiano Ronaldo (Real Madrid) y Luis Suárez (Barcelona) como si estuviesen en Canaletas o Cibeles, o en las Ramblas o la Puerta del Sol.

San Salvador, 22 mar (EFE).- Los salvadoreños vivieron hoy el clásico del fútbol español como suyo y celebraron los goles de Jérémy Mathieu (Barcelona), Cristiano Ronaldo (Real Madrid) y Luis Suárez (Barcelona) como si estuviesen en Canaletas o Cibeles, o en las Ramblas o la Puerta del Sol.

La afición salvadoreña "muere" por el equipo azulgrana y con el merengue a partes iguales, hasta el punto de que se dice que "la muerte antes de defender al Real Madrid" o "el Barça es peor que el Dragón (colista de la liga de fútbol salvadoreña de primera división)".

En los bares abarrotados hubo que reservar desde 10 días antes, los vendedores de camisetas hacen su agosto en las calles y las portadas de periódicos restan importancia a las noticias del país para cedérsela al fútbol de los líderes españoles.

Así es El Salvador, el país en el que los españoles son recibidos como hermanos, como parte de la tierra salvadoreña, como los amos de la cancha.

Y si hablamos de cancha, la de El Salvador está en la capital, en San Salvador, La Canchita de Jaime, el templo en el que merengues y culés se dan cita para llorar y celebrar sus derrotas o triunfos.

El fútbol español es el protagonista hoy, al margen de si se conocen o no los resultados electorales, o de cuántos salvadoreños mataron hoy las pandillas; lo importante es el clásico español.

No esperaron al comienzo del partido, puesto que dedicaron horas en los últimos días a prepararlo todo, a organizar sus grupos, a reservar su mesa en los bares (porque si no se reserva, es imposible acceder a un bar el día del partido), a preparar sus camisetas y bufanda y a afinar su voz para cantar los goles.

La Canchita de Jaime es un clásico, igual que un Madrid-Barça o un Barça-Madrid, al margen de que el partido sea de liga, Champions, Copa del Rey o, simplemente, un amistoso; porque allí están los de siempre, los que se dan cita para celebrar o llorar su triunfo o su derrota.

En El Salvador, todo sale del corazón, incluso el amor por el buen fútbol y tanto el Real Madrid como el Barça satisfacen sus ansias de ver fútbol de verdad, porque, como los propios salvadoreños aseguran, "el fútbol salvadoreño es muy malo, el fútbol de verdad viene de España". EFE

sb/ie/car