Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan Pablo Calvás


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cuba reconoce desabastecimiento de medicinas debido a impagos y mercado negro

Cuba sufrió durante el último año y medio desabastecimiento de numerosos medicamentos debido fundamentalmente a impagos a proveedores extranjeros, pero también a la venta ilegal y otras prácticas fraudulentas en el acceso a los fármacos, según reconocieron autoridades estatales del sector.

La Habana, 30 nov (EFE).- Cuba sufrió durante el último año y medio desabastecimiento de numerosos medicamentos debido fundamentalmente a impagos a proveedores extranjeros, pero también a la venta ilegal y otras prácticas fraudulentas en el acceso a los fármacos, según reconocieron autoridades estatales del sector.

Los dos principales diarios oficiales del país, Granma y Juventud Rebelde, publican hoy a toda página sendos artículos en los que responsables del Ministerio de Salud Pública y del estatal Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica (BioCubaFarma) admiten la "inestabilidad" en las entregas y explican las medidas tomadas desde junio para normalizar la situación.

Granma señala que lo ocurrido "ha hecho nuevamente del tema de los medicamentos una de las principales preocupaciones de la población cubana".

En Cuba las medicinas están subvencionadas por el Estado y se pagan en moneda nacional muy por debajo de su valor de mercado, por lo que una parte acaba desviada al mercado ilícito para ser vendidas en divisas.

El miedo al desabastecimiento, además, genera "ansiedad" y provoca que la gente compre más medicamentos de los que necesita empleando "recetas de complacencia" o directamente en el mercado negro, reconoce Juventud Rebelde.

Entre los fármacos que desaparecieron de las farmacias o tuvieron un suministro irregular figuran la dipirona, el analgésico y antipirético más utilizado en Cuba; los diuréticos que forman parte del tratamiento contra la hipertensión, los antihipertensivos, antihistamínicos, el omeprazol (protector estomacal) y las pastillas anticonceptivas.

En el país caribeño se consumen más de mil millones de tabletas de dipirona al año, de la que en Cuba se produce solo lo que se suministra a hospitales y el resto se importa desde China.

La causa fundamental del desabastecimiento fueron los impagos a los proveedores extranjeros que suministran a la industria farmacéutica cubana materias primas, materiales para los envases e insumos, señaló la directora de Operaciones de BioCubaFarma, Rita María García Almaguer.

El cuadro básico de medicamentos del país lo forman 801 fármacos, de los que en Cuba se produce el 63 % y el restante se importa, indicó.

"Más del 85 % de los productos que se utilizan en la producción de medicamentos son importados, y el 92 % de los principios activos, provienen fundamentalmente de mercados lejanos como China, India, y Europa, así como el 60 % de los materiales de envases", refirió Almaguer.

Los impagos provocaron el paro de plantas de producción durante el año pasado y parte del actual, "pues al no disponerse de los recursos a tiempo, se detuvo la producción de algunas formas farmacéuticas que no nos permitió cumplir con el sistema nacional de salud", agregó.

Otro de los motivos aducidos es el embargo financiero que el vecino Estados Unidos mantiene sobre la isla, y que obliga a recurrir a mercados lejanos para la importación de materiales, equipos y piezas de repuesto, lo que retarda y encarece todo el proceso.

Además, desde febrero pasado el Minsap inició un "control integral" a las farmacias del país que reveló "insuficiencias (...) relacionadas con la falta de preparación del personal y con la falta de compromiso y responsabilidad que podían conducir a ilegalidades y a hechos de corrupción, muchos de los cuales fueron identificados", dijo por su parte la jefa del Departamento de Servicios Farmacéuticos, Mailín Beltrán.

A raíz de las auditorías "un grupo importante de trabajadores de los servicios farmacéuticos" fue sancionado, y en algunos casos se abrieron procesos penales por venta ilícita de medicamentos, comentó Beltrán, y advirtió de que el control y la fiscalización "van a seguir".

El Minsap y el Ministerio del Interior trabajan para frenar "la venta ilegal de medicamentos, el uso indebido de recetas médicas y el uso indebido de los cuños", sostuvo.

Las funcionarias aseguraron que desde junio comenzaron a llegar a la isla materias primas y a estabilizarse el suministro de medicinas, aunque en agosto aún había problemas con más de veinte medicamentos de alta demanda.

"Hoy podemos decir que la industria se ha ido recuperando, mantiene estable la mayoría de sus producciones", aseguró Almaguer, quien apuntó que entre los sectores con prioridad están los programas de VIH y oncología, en los que "se ha logrado mantener la cobertura y entrega estable de medicamentos".

También se trabaja en la preparación de personal para ejercer como asistentes de farmacia, ante las actuales carencias de personal farmacéutico.

La normativa aduanera cubana permite entrar al país, aparte del equipaje personal, hasta diez kilos de medicamentos. EFE