Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Fernández inaugura planta de japonesa Honda a las afueras de Buenos Aires

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, inauguró a las afueras de Buenos Aires una planta de la multinacional japonesa Honda, con una capacidad de producción de 30.000 unidades por año.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, inauguró a las afueras de Buenos Aires una planta de la multinacional japonesa Honda, con una capacidad de producción de 30.000 unidades por año.

"La última planta automotriz que se había abierto (en el país) era la de Toyota en 1997", recordó Fernández al dejar inaugurada la factoría en la ciudad de Campana, a 65 kilómetros de Buenos Aires y cuna de la industria metalúrgica argentina.

Tras puntualizar que Honda es la undécima automotriz que se instala en Argentina, la jefa del Estado destacó que el Gobierno "seguirá apostando" a este sector, motor esencial del crecimiento de la industria en los últimos años.

La planta, situada en un predio de 142 hectáreas y que dará empleo a 300 argentinos y a unos 80 técnicos extranjeros, supuso una inversión de 250 millones de dólares.

Tiene una capacidad instalada para producir 30.000 unidades anuales, de las cuales el 60 por ciento se exportará.

El primer modelo que producirá la compañía en Argentina será el sedan Honda City, que actualmente fabrica en su filial de la localidad brasileña de Sumare.

En el acto de inauguración estuvieron presentes la ministra argentina de Industria, Débora Giorgi, y el titular de Honda Argentina, Toshihiko Sato, entre otros.

En marzo pasado, el Gobierno anunció que las multinacionales que operan en el país sólo podrán importar automóviles por el mismo valor de los fabricados en el país que logren exportar.

El año último Argentina exportó 447.953 automóviles, pero las terminales que operan en el país importaron 435.767 unidades, en tanto que distribuidores y particulares trajeron desde el exterior 47.075 vehículos adicionales. EFE