Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Las subidas en gasolineras permiten a Petrobras tener saldo positivo en 2013

La subida de los precios de los combustibles en las gasolineras, decretada por el Gobierno brasileño a finales de noviembre pasado, permitió a Petrobras terminar con una subida de beneficios del 11 % en 2013, informó hoy la petrolera estatal.

Río de Janeiro, 25 feb (EFE).- La subida de los precios de los combustibles en las gasolineras, decretada por el Gobierno brasileño a finales de noviembre pasado, permitió a Petrobras terminar con una subida de beneficios del 11 % en 2013, informó hoy la petrolera estatal.

La compañía cerró el año pasado con ganancias netas de 23.570 millones de reales (cerca de 10.068 millones de dólares), lo que supuso un resultado positivo a pesar de la caída en la producción y el aumento en las importaciones de crudo que causaron desequilibrios en las cuentas de la petrolera en trimestres pasados.

En el cuarto trimestre, las ganancias se situaron en 6.281 millones de reales (unos 2.683 millones de dólares), con un descenso del 18,9 % con respecto al mismo periodo del año anterior.

Ese dato implicó, sin embargo, una fuerte expansión del 85 % con respecto al trimestre inmediatamente anterior, lo que se explica por el aumento de los precios de la gasolina, que el Gobierno permitió el pasado 29 de noviembre y comenzó a aplicar un día después.

La producción de la petrolera, como se divulgó el pasado 31 de enero, se redujo un 2,5 % en el año, por atrasos en el comienzo de la operación de un nuevo campo en aguas profundas y de dos plataformas (P-55 y P-58) destinadas a la cuenca marina de Campos, la mayor provincia petrolera activa del país.

Para compensar la menor producción, Petrobras se vio obligada a incrementar la importación de derivados, más caros en los mercados internacionales que los producidos y refinados en Brasil.

El precio de los derivados importados se encareció aún más por la depreciación del real, la divisa brasileña, que en 2013 llegó a acumular una caída del 15,25 % frente al dólar.

Petrobras tuvo que absorber gran parte de ese sobrecoste, porque el Gobierno le impidió subir los precios en las gasolineras para evitar que esto afectase a la inflación.

Después de muchas presiones de la petrolera, el Ejecutivo permitió un alza del 4 % del precio de la gasolina y de un 8 % el del diesel, lo que redujo en diciembre el desfase de costes y ha mejorado el resultado financiero anual.

La petrolera también destacó que avanzó en su programa de desinversiones, que tiene como objetivo reducir los activos no estratégicos para mejorar la contabilidad.

En el marco de ese plan, se vendió una participación en el proyecto en alta mar Parque das Conchas (BC-10), que resultó en beneficios de 1.016 millones de reales (434 millones de dólares) y la aprobación de la venta de activos en Perú y Uruguay por 3.997 millones de reales (cerca de 1.707 millones de dólares).

Con todo, el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, medido por el indicador Ebitda ajustado, llegó en el año a 62.967 millones de reales (cerca de 26.897 millones de dólares), con un aumento del 18 % con respecto a 2012.

En el cuarto trimestre el Ebitda se situó en 15.553 millones de reales (unos 6.643 millones de dólares), un 30,2 % más que en el mismo período del año pasado.

A raíz de las dificultades atravesadas durante el año, el valor de mercado de la empresa, acabó 2013 en 214.688 millones de reales (91.707 millones de dólares aproximadamente), con un descenso anual del 16 %.

La compañía, que está controlada por el Estado brasileño y cotiza en las bolsas de Sao Paulo y Nueva York, presentará mañana su plan estratégico hasta 2030 en una conferencia para inversores y analistas, cuyo comienzo está previsto a las 10.00 hora local (13.00 GMT).

Ese plan debe contemplar las costosas inversiones que Petrobras hará para desarrollar la rica región petrolera del presal, en aguas muy profundas del Atlántico, que fue descubierta hace tan solo ocho años y que se espera que le sirva a Brasil para convertirse en un exportador neto de crudo y de combustibles.

La producción de petróleo en los 21 yacimientos ya operativos en esa zona alcanzó el pasado 20 de febrero un récord de 407.000 barriles por día, según informó hoy la estatal.

Precisamente, la declaración de interés comercial de varios yacimientos en el presal le permitieron a Petrobras elevar sus reservas probadas totales un 43 % hasta 16.570 millones de barriles de petróleo equivalentes. EFE