Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Abogado de Gobierno niega "preocupación" por una eventual prisión de Lula

El abogado del Gobierno brasileño, José Eduardo Cardozo, negó hoy que el Ejecutivo esté preocupado con una eventual prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y justificó la urgencia de que el exmandatario asuma sus funciones como ministro de la Presidencia por la relevancia de la cartera.

Sao Paulo, 22 mar (EFE).- El abogado del Gobierno brasileño, José Eduardo Cardozo, negó hoy que el Ejecutivo esté preocupado con una eventual prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y justificó la urgencia de que el exmandatario asuma sus funciones como ministro de la Presidencia por la relevancia de la cartera.

"Dentro de la legislación brasileña, no veo ninguna razón que haga que nos preocupemos con una eventual prisión de Lula" porque "no hay hechos que lo justifiquen", señaló Cardozo durante una rueda de prensa en Sao Paulo con corresponsales extranjeros.

El magistrado del Tribunal Supremo Luiz Fux negó hoy un pedido del Gobierno para que anulara la decisión de otro juez de la máxima corte, Gilmar Mendes, que el pasado viernes suspendió el nombramiento de Lula como ministro y le negó el fuero privilegiado que ofrece el cargo frente a la Justicia.

"El de Presidencia es uno de los ministerios más importantes del Gobierno y la decisión de Mendes es totalmente atípica", opinó el abogado, quien aseguró que el Gobierno no dejará "el cargo vacante hasta el día 30", cuando retomará funciones la corte suprema, cuyo pleno tendrá la última palabra sobre el nombramiento de Lula.

Cardozo aseveró que "seguirán intentando" revertir la decisión de Mendes porque "el Derecho sirve para que podamos sanar la ilegalidad lo más breve posible".

"No se trata de miedo en relación a la prisión (de Lula), sino de una situación equivocada que quiero corregir", insistió.

En su decisión, el magistrado Mendes consideró que Rousseff brindó a su antecesor el ministerio de la Presidencia, la cartera más importante del gabinete, "claramente" con el fin de "impedir" un posible arresto de Lula.

El exmandatario tiene varias causas abiertas en su contra y la Fiscalía de Sao Paulo pidió su prisión preventiva tras acusarlo formalmente de delitos de lavado de dinero y falsificación de documentos, imputaciones, en palabras de Cardozo, de "una inconsistencia total".

Además, con el nombramiento de Lula congelado, las investigaciones regresan del Supremo a la mano del juez Sergio Moro, del Tribunal Federal de Curitiba y encargado de descifrar el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

En referencia a ello, Cardozo señaló que es "un equívoco completo" pensar que Lula accedió al ministerio "para escapar de la investigación" y aseguró que es "un desprecio a la Suprema corte decir que un juez de primera instancia tiene mas honorabilidad para juzgar que los doce magistrados (del Supremo)".

El juez Moro fue el responsable de ordenar que Lula fuera llevado de manera coercitiva a una comisaría para declarar el 4 de marzo y autorizó escuchas telefónicas para investigarlo, algunas de las cuales se filtraron la semana pasada a la prensa, creando un verdadero torbellino político en el país.

En una de ellas, Rousseff le dice a Lula que le envía a través de un mensajero un documento con su nombramiento como ministro para que lo use "en caso de necesidad", lo que, según diversos analistas, refleja que la presidenta trató de impedir una posible detención de su padrino político.

Paralelamente, la magistrada del Supremo Rosa Weber también denegó hoy un recurso presentado por el expresidente en el que pedía que se validara su designación como ministro de la Presidencia. EFE

ag/wgm/pas