Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

AI y HRW condenan juicios contra activistas y abogados chinos y piden su fin

Las organizaciones de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) condenaron hoy los juicios que se celebran esta semana contra abogados y activistas en China, y exigieron que las autoridades comunistas paren su "represión sin descanso" a este sector.

Pekín, 4 ago (EFE).- Las organizaciones de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) condenaron hoy los juicios que se celebran esta semana contra abogados y activistas en China, y exigieron que las autoridades comunistas paren su "represión sin descanso" a este sector.

Así lo pide en particular AI en el día en el que un tribunal de Tianjin (norte de China) ha condenado a siete años de cárcel por "subversión" a Zhou Shifeng, célebre abogado de derechos humanos y director del bufete Fengrui, que reunía a los profesionales más destacados en este campo.

Zhou fue condenado por la misma corte de Tianjin que esta semana dictó prisión contra dos activistas por el mismo delito, Hu Shigen y Zhai Yanmin, en unos juicios que AI considera "injustos" en un comunicado.

"Esta ola de juicios contra abogados y activistas es una farsa política. Su destino estaba decidido desde antes de que entraran en la corte y no había ninguna oportunidad de que recibieran un juicio justo", opina Roseann Rife, directora de AI para el este de Asia.

AI alega que los tres hombres sentenciados esta semana estuvieron retenidos sin cargos durante más de un año y se les ha denegado elegir sus propios abogados.

Además, subraya que sus familias no han podido acudir a los juicios y que la televisión estatal ha emitido "confesiones" de Zhai Yanmin y Zhou Shifeng antes de sus juicios.

Los condenados son los primeros de una larga lista de afectados en una campaña sin precedentes contra el sector que empezó con una ola de cientos de detenciones hace un año.

La organización alerta de que otros 14 individuos detenidos durante la campaña aún esperan juicio, con 10 acusados de subvertir la seguridad del estado, cargo que las autoridades suelen utilizar contra activistas y disidentes.

"Las autoridades están utilizando vagos argumentos legales como arma para dar una falsa legitimidad a estos juicios políticamente motivados. Cuando las leyes sobre la seguridad estatal dan margen a tan descontrolado abuso, esas leyes han de cambiarse", dice Rife.

En la misma tónica, HRW tacha a los citados juicios en un comunicado de un "error de la Justicia", y dice que las autoridades chinas "deben retirar inmediatamente todos los cargos contra los abogados, sus asistentes legales y los activistas detenidos en conexión con la campaña que empezó 9 de julio de 2015".

"Estos casos exponen la vergonzosa manipulación del sistema legal por parte de las autoridades chinas para silenciar las críticas y a los que abogan por el imperio de la ley", enfatiza Sophie Richardson, directora de HRW China.

"La única verdad aquí -añade- es la abominable reincidencia de China en vulnerar la Justicia". EFE