Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Argentina traslada a EE.UU. su malestar por subida de arancel a biodiésel

El canciller argentino, Jorge Faurie, se reunió hoy con el titular de Negocios de la Embajada estadounidense en el país austral, Thomas Cooney, para trasladarle el malestar del Gobierno ante la decisión de Donald Trump de aplicar un arancel extraordinario al biodiésel procedente de Argentina.

(Actualiza con la información de la carta enviada por el presidente Mauricio Macri al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence)

Buenos Aires, 25 ago (EFE).- El canciller argentino, Jorge Faurie, se reunió hoy con el titular de Negocios de la Embajada estadounidense en el país austral, Thomas Cooney, para trasladarle el malestar del Gobierno ante la decisión de Donald Trump de aplicar un arancel extraordinario al biodiésel procedente de Argentina.

En la misma línea, el presidente argentino, Mauricio Macri, envió una carta al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en protesta por el gravamen y "con vocación de facilitar el diálogo entre privados", de acuerdo a fuentes de Cancillería argentina, que no revelaron el contenido específico de la misiva.

Estas reacciones del Gobierno argentino llegaron después de que el miércoles el Departamento de Comercio de Estados Unidos decidiera imponer aranceles compensatorios de entre un 50,29 % y un 64,17 % a este biocombustible procedente de Argentina.

La medida, todavía preliminar y que también afecta a Indonesia, fue establecida tras considerar que el biodiésel argentino está subsidiado y sus productores incurren en "prácticas desleales".

En la reunión, Faurie le trasladó al diplomático estadounidense la incomodidad por parte del Gobierno argentino ante la decisión y le pidió buscar todos los mecanismos posibles para que se vuelva a estudiar la medida, un reclamo que el diplomático estadounidense se comprometió a examinar.

"Se resolvió explorar los mecanismos previstos en la normativa estadounidense a fin de permitir a los sectores privados argentino y de los Estados Unidos llevar adelante un diálogo con el objetivo de arribar a un acuerdo mutuamente satisfactorio", informó hoy la Cancillería en un comunicado.

Por su parte, la Embajada de Estados Unidos publicó hoy un tuit en su página oficial firmado con las iniciales de Cooney en el que aseguró que el diálogo mantenido sobre biodiésel y "comercio agrícola" fue "muy colaborativo": "Trabajaremos juntos", añadió la Embajada.

"Estamos comprometidos a tener una relación positiva y madura con ARG. Los buenos socios superan desafíos con confianza y paciencia. Nuestra relación excelente es un proyecto a largo plazo. Hemos logrado mucho y hay más que hacer", completó en mensajes posteriores.

Ayer la Cancillería emitió un comunicado en el que aseguró que Argentina buscará "revertir esta decisión preliminar" y que evaluará "todas las opciones disponibles", al tiempo que adelantó que se reservaba el derecho "de llevar adelante todas las acciones legales pertinentes".

Expresó además la "preocupación" del Gobierno argentino ante la medida y consideró que los motivos de esta "no se corresponden con ningún tipo de investigación objetiva ni metodología aceptable desde el punto de vista de las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)".

La noticia generó un especial rechazo en la industria, tal y como confirmó el jueves el presidente de la Cámara de Biocombustibles de Argentina (Carbio) Luis Zubizarreta, quien consideró que la medida supone "un muro infranqueable para las exportaciones", dado que Estados Unidos es su principal destino, y abarca el 25 % de sus ventas al exterior.

Además, negó que su sector produzca biodiésel con subsidios o que haga "trampa o dumping". EFE