Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Delsa Solórzano: “En Venezuela esperamos celebrar elecciones presidenciales en 30 días”

La diputada venezolana aseguró, tras la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, que la oposición no quiere una salida armada en el país suramericano.

Diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela, Delsa Solórzano. Foto: Agencia Anadolu

Por: Santiago Serna Duque

Pasado un día desde que el líder de oposición venezolana Juan Guaidó se juramentó como presidente interino de Venezuela, la diputada venezolana Delsa Solórzano, una de sus mayores aliadas y líder del partido político Encuentro Ciudadano, habló con la Agencia Anadolu sobre lo que le espera a un país con dos presidentes.

Solórzano también se refirió al rol de Diosdado Cabello en Venezuela, al envión político que recibió la oposición con el respaldo internacional para Guaidó y de su esperanza de llevar a cabo los comicios presidenciales en los próximos 30 días.

Dos presidentes y un país. ¿Ahora cómo funcionará el poder ejecutivo en Venezuela?

Primero hay que establecer lo que dice la Constitución. La Carta Magna señala que ante la ausencia de presidente electo quien debe asumir el mando del Ejecutivo es el presidente de la Asamblea Nacional (AN). 

Claramente no hay un poder electoral legítimo y no han existido condiciones electorales. De tal manera que nosotros desde la AN, paralelamente, tenemos que designar un Consejo Nacional Electoral (CNE) para poder llevar a cabo un proceso de elecciones en el lapso que establece la Constitución. 

Desde la Asamblea Nacional hemos establecido una ruta muy clara que tiene tres pasos. El primero es el cese de la usurpación del poder por parte de Maduro, luego el gobierno de transición y finalmente la realización de comicios. 

En esa hoja de ruta, ¿qué papel juega Guaidó y algunos funcionarios nombrados por la AN?

Al asumir Juan Guaidó, conforme lo que indica la Constitución y con el respaldo de la comunidad internacional, lo que debería ocurrir es que nosotros debemos ser los cuentadantes. También debe aprobarse el cumplimento del acuerdo que hicimos en la Asamblea Nacional conforme al cual se solicitó la protección de los activos del Estado para que no sigan siendo entregados a la dictadura, ya sea porque se los roban o porque se lo gastan en la compra de armas que después utilizan contra el pueblo. Lo cual, francamente, no sé qué es peor.

Luego, desde el legislativo ya designamos nuestro primer representante internacional. Me refiero a Gustavo Tarre, nuevo embajador especial de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos (OEA). La realidad es que en los próximos días deberíamos estar asignando representantes ante otros organismos internacionales y esperamos que sean reconocidos. 

En este escenario del que me habla, ¿dónde deja al presidente Maduro?

Bueno, Maduro no es el presidente. Maduro es un usurpador que debe ser desalojado del Palacio de Miraflores. El único que puede hacer eso claramente es la Fuerza Armada Nacional (FAN), a la cual no le pedimos que le dé un golpe de Estado. No queremos golpe de Estado en Venezuela. Lo que pretendemos es que la FAN se ponga del lado del pueblo y que cumpla de manera estricta lo que dice el artículo 328 de la Constitución, comprendiendo, entre otras cosas, que el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas es Juan Guaidó.

Ahí hago una claridad. Lo que ocurrió ayer no fue una autoproclamación. Guaidó asumió las competencias tal como lo ordena el artículo 233 de la Carta Magna, ya que en Venezuela no hay ley de sucesión. 

También están los casos de falta absoluta luego de que el presidente es elegido en una elección, como por ejemplo pasó cuando murió Hugo Chávez y en su ausencia asumió de manera interina el vicepresidente que en su momento era Maduro, hasta que se celebraron nuevas elecciones. 

¿Qué impacto tiene el respaldo de buena parte de la comunidad internacional, con EEUU a la cabeza?

Eso es algo fundamental. Pero también es muy importante que el resto de los países del mundo que se dicen democráticos, y no han tenido un pronunciamiento claro, entiendan que sus manos estarán manchadas con la sangre de los venezolanos mientras respaldan a Maduro. 

En menos de un día están declaradas 16 personas muertas a manos de la dictadura y con las imágenes que vemos en los medios creemos que deben ser más. 

Entonces la realidad es que la situación aquí es cada vez más crítica, que la dictadura sigue en las calles de Venezuela asesinando, matando venezolanos, y es hora de detener esto. 

Nosotros hicimos lo que el mundo esperaba de nosotros, que es autoliberarnos de nuestros secuestradores y lo hicimos sin un disparo, solamente con la Constitución en la mano y el pueblo en la calle. 

¿Puede Guaidó, con 35 años, encarrilar a un país en crisis?

Por supuesto que sí. Pero además no es Guaidó solo, somos un equipo, somos muchísimos hombres y mujeres que nos hemos preparado a lo largo de toda nuestra vida para esto. Nosotros no somos opositores porque sí. Nosotros hemos diseñado un plan de país y hemos dedicado nuestra vida para soñar una Venezuela libre y próspera que se llevará a cabo. 

¿EEUU nombrará a Guaidó como el apoderado del capital económico venezolano en el país norteamericano?

Eso tiene que ser así.

Las Fuerzas Militares acaban de anunciar su respaldo para Maduro. ¿Cómo hará Guaidó para tener al Ejército de su lado?

Por el simple hecho de que veamos una foto de señores uniformados que anuncian su apoyo a Maduro no debemos asumir que las fuerzas militares están con él. Ayer, en la jornada de manifestaciones, nosotros también vimos a fuerzas militares que decidieron no reprimir al pueblo. 

Ayer también percibimos a militares ayudando a gente que se caía en las protestas, vimos a miembros del Ejército vestidos de civil caminando junto a nosotros, los opositores. Vimos a una Venezuela distinta, donde el pueblo civil y grupos militares marcharon juntos exigiendo libertad. 

¿Eso está relacionado con la Ley de Amnistía que se le ofrece a los militares que llamen al "restablecimiento del orden"?

Sí. Yo soy la responsable de esa ley que es muy importante y tiene un doble contenido. Por una parte, se refiere a la amnistía de presos, perseguidos y exiliados políticos que están hoy en el exterior. Como por ejemplo, los diputados Julio Borges y Gaby Arellano, quienes residen en Colombia por razones de persecución política. 

Lo que decimos nosotros con esta ley es que vamos a declarar todas las garantías que sean necesarias para los funcionarios que contribuyan a la restitución del orden constitucional y democrático de Venezuela. Me refiero tanto a funcionarios civiles, como militares. 

¿Algún militar ya se acogió a esta ley? 

Bueno, hasta el momento no. Pero hay que recordar que el lunes, unos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), restituyendo el orden constitucional, decidieron no seguir cumpliendo órdenes de Maduro en Cotiza (Caracas). Esos militares tendrán, por esos hechos, todas las garantías que la Asamblea Nacional les puede dar. 

Por otra parte, ¿qué les espera a los funcionarios diplomáticos de EEUU en Caracas?

Ya Juan Gerardo Guaidó, como presidente encargado de Venezuela, ha dicho que nosotros no romperemos lazos diplomáticos con Estados Unidos. 

En ese contexto, Diosdado Cabello anunció que le cortará los servicios públicos a la embajada de EEUU si ellos no salen del país antes del sábado.

La realidad es que Diosdado Cabello no tiene ninguna autoridad en Venezuela. Funge como presidente de una Asamblea Nacional Constituyente ilegítima. Así que él no tiene ningún mando en el país, no tiene ni siquiera el ejercicio de un cargo público, porque él era diputado de la Asamblea Nacional y renunció. Lo que Cabello diga en su programa de televisión, que por cierto paga con los dineros de los venezolanos, no tiene valor legal. 

Repito, ¿qué le pasará al cuerpo diplomático de EEUU si no deja al país antes del sábado?

Esa es una realidad que nosotros no podemos manejar y es una decisión que solamente puede tomar el gobierno de Estados Unidos. 

La oposición venezolana estaba fracturada. ¿La figura de Guaidó los unificará?

La oposición no estaba fracturada. Sí hay evidentemente algún grupo que ha decidido no estar en unidad, pero, en serio, es absolutamente minoritario. 

El resto que hemos decidido estar en unidad somos distintos, pensamos diferente, pero remamos todos juntos para el mismo lado. 

Yo soy presidenta de un partido que se llama Encuentro Ciudadano y Guaidó es miembro de la dirección nacional de un partido que se llama Voluntad Popular. El mundo entero nos ha visto tan unidos que por eso creo que he recibido tantas llamadas de medios internacionales. Es claro que estamos en una alianza en favor del presidente legítimo. 

Hay unidad de propósitos y acción. El 99.9% de las fuerzas democráticas en Venezuela estamos en el mismo barco. 

Finalmente, ¿para cuándo esperan celebrar las elecciones presidenciales en Venezuela?

En 30 días como lo indica la Constitución.