Escuche ahora

Amanecer W

Con Wendy Lazcano y Luis Zambrano


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cancillería evalúa futuro de cónsul en Buenos Aires denunciada por trato a una estudiante

Se trata de María Clara Rubiano, nombrada en el cargo durante el Gobierno Santos.

La cónsul me dijo que los estudiantes debemos aprender que con estudiar no alcanza: Julieth Carranza. Foto: Getty Images

Julieth Carranza, una estudiante colombiana de 20 años radicada en Argentina, está atravesando por una difícil situación y le pidió ayuda a la cónsul primaria en Buenos Aires, María Clara Rubiano, para regresar a Colombia en un vuelo humanitario.

A través de WhatsApp recibió una respuesta que calificó como “grosera”:



“Ella dijo que es una lección para que todos los estudiantes aprendamos que con estudiar no alcanza”, señaló la estudiante en diálogo con la W.

La joven explicó que acudió a la ayuda de la cónsul primaria porque, a raíz de la pandemia, su mamá, hermana y cuñada se quedaron sin trabajo y su papá debe sostener a toda la familia.


“Le dije que para mí es un momento de salud emocional y mental muy dura porque sabía que yo ahora estaba siendo una carga para ellos en Colombia y que quería devolverme porque, aunque mi papá está haciendo lo que puede, no es suficiente”, agregó.

Julieth puso la queja ante el Ministerio y fue contactada por una trabajadora social, luego de que se viralizó su denuncia a través de redes sociales.

La Cancillería confirmó que la Dirección de Asuntos Consulares y de Control Interno ya tiene conocimiento del caso y está evaluando la queja.

Además, el vicecanciller Francisco Echeverri habló directamente con la joven y le notificó que tendrá un cupo para el vuelo humanitario del próximo 11 de julio.

Hay que resaltar que la cónsul primaria María Clara Rubiano señala en su hoja de vida que hizo la básica secundaria y que es graduada de ‘tasador martillero público y corredor’.

En 2018 demandaron su nombramiento en provisionalidad, como primer secretario de relaciones exteriores en Buenos Aires, por no ser de carrera pero la acción no prosperó por un “tecnisismo”.