Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EEUU da la bienvenida al primer embajador somalí después de 20 años

Estados Unidos anunció hoy la llegada del embajador de Somalia, Omar Abdirashid Ali Sharmarke, que será el primer representante somalí ante la Casa Blanca, después de 20 años, en un momento de acercamiento entre ambos y ante la amenaza que vive el país africano por la milicia islamista Al Shabaab.

Washington, 14 jul (EFE).- Estados Unidos anunció hoy la llegada del embajador de Somalia, Omar Abdirashid Ali Sharmarke, que será el primer representante somalí ante la Casa Blanca, después de 20 años, en un momento de acercamiento entre ambos y ante la amenaza que vive el país africano por la milicia islamista Al Shabaab.

La llegada del embajador Sharmarke "representa los últimos progresos en el avance de la relación EEUU-Somalia", indicó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en un comunicado.

Psaki, que dio la bienvenida al diplomático, expresó el deseo de Estados Unidos de trabajar con el Gobierno somalí para "llevar estabilidad, seguridad y prosperidad para toda la población somalí".

La Casa Blanca anunció el pasado 3 de junio que designaría a un embajador en Somalia por primera vez en 23 años, en un paso más hacia la normalización de la relación bilateral.

En enero de 2013 el Gobierno del presidente Barack Obama reconoció oficialmente al Gobierno federal del país africano y restableció las relaciones diplomáticas, suspendidas desde enero de 1991.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, hecho que dejó al país sin un Gobierno efectivo y llevó al Ejecutivo estadounidense de George H. W. Bush (1989-1993) a cerrar su embajada en Mogadiscio y dejar las relaciones bilaterales en suspenso.

La milicia islámica Al Shabab, que anunció en febrero de 2012 su unión formal a la red terrorista Al Qaeda, lucha para instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí, y controla amplias zonas del centro y el sur del país, donde el frágil Gobierno somalí todavía no está en condiciones de imponer su autoridad.

A finales del año pasado, Estados Unidos desplegó personal militar en Somalia por primera vez en dos décadas, para ayudar a coordinar las operaciones de las autoridades locales y la Misión de la Unión Africana en el país (AMISOM).

Ese despliegue, que hoy continúa, supuso la primera vez que el Pentágono situó tropas estadounidenses en suelo somalí desde la fallida operación "Black Hawk Down" de 1993, en la que dos helicópteros fueron derribados y 18 soldados perdieron la vida. EFE