Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EE.UU. y Europa se comprometen a mantener la presión sobre Irán

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, se comprometieron a mantener la presión sobre Irán ante la falta de transparencia del programa nuclear de Teherán.

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, se comprometieron a mantener la presión sobre Irán ante la falta de transparencia del programa nuclear de Teherán.

Clinton lamentó, en una rueda de prensa conjunta con su homóloga de la UE, el que Irán no haya respondido a la invitación de diálogo de la comunidad internacional pese a la "creciente preocupación" sobre las intenciones del programa nuclear iraní.

"Irán tiene una elección muy clara o bien opta por continuar aislada o respeta sus obligaciones internacionales", afirmó la responsable de la diplomacia estadounidense.

Añadió que la comunidad internacional "no se dará por vencida" ante la resistencia de Irán y tampoco dará marcha atrás en su intento de evitar que Irán desarrolle armas nucleares.

Adelantó que el G5+1, integrado por los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (EE.UU., Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) más Alemania, sigue "unido" en su determinación de presionar a Irán "ante su continuado rechazo" a la invitación de diálogo de la comunidad internacional.

"Creo que es importante enviar al liderazgo iraní el mensaje de que el mundo actuará y actuará de forma conjunta", advirtió Clinton.

Ashton, por su parte, subrayó que Irán es "de gran importancia" para el Viejo Continente y reiteró la voluntad europea de continuar el diálogo con Teherán.

Aunque reconoció que los seis años de diálogo que tuvieron lugar durante el mandato de su predecesor al frente de la diplomacia europea, el español Javier Solana, "no se tradujeron en los resultados deseados".

De ahí que la alta representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común subrayara que "es necesario considerar qué más se necesita hacer".

EE.UU. y la Unión Europea encabezan los esfuerzos para tratar de convencer a Irán de que abandone su proyecto de enriquecimiento de uranio a cambio de ciertos incentivos.

El régimen de Teherán insiste en que tiene en marcha un programa nuclear civil con fines pacíficos, pero tanto Washington como Bruselas temen que el liderazgo iraní persiga desarrollar armas atómicas.

La tensión entre Irán y la comunidad internacional se agravó a finales de 2009 después de que el régimen iraní rechazara una propuesta de EE.UU., Francia y Rusia para enviar su uranio al 3,5 por ciento al exterior y recuperarlo tiempo después enriquecido al 19,5 por ciento, en las condiciones que dice necesitarlo para su reactor civil en Teherán.

Irán ha advertido que conseguirá el combustible "por su propios medios" si no obtiene una respuesta de la comunidad internacional en el plazo de un mes.

Además, decidió reducir al mínimo su cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) después de que la Junta de Gobernadores aprobara, por una amplia mayoría, una resolución de condena a Irán por la opacidad de su programa nuclear. EFE