Ciudades

Selecciona tu emisora

El problema de Michoacán ya no es de seguridad pública, asegura comisionado

El comisionado especial para Michoacán, Alfredo Castillo, dijo hoy que el problema de ese estado mexicano ya no es de seguridad pública sino de conflictividad social, al cumplirse un año de la intervención del Gobierno federal.

México, 13 ene (EFE).- El comisionado especial para Michoacán, Alfredo Castillo, dijo hoy que el problema de ese estado mexicano ya no es de seguridad pública sino de conflictividad social, al cumplirse un año de la intervención del Gobierno federal.

"La problemática de Michoacán, más que de inseguridad pública, estamos hablando de un tema de conflictividad social, el cual puede estar sujeto a debate", aseguró ante una comisión del Congreso que lo había llamado a comparecer por los últimos eventos violentos en el estado.

Justo hace un año el Gobierno de Enrique Peña Nieto anunció el despliegue de tropas federales fundamentalmente en la zona de Tierra Caliente, ante la escalada de violencia desatada por los constantes enfrentamientos entre las autodefensas y el cártel de Los Caballeros Templarios.

Los grupos civiles de autodefensa de Michoacán surgieron en febrero de 2013 para hacer frente a esa organización criminal, y en mayo pasado fueron legalizados por Castillo bajo la figura de los agentes de la Fuerza Rural.

Castillo, nombrado por Peña Nieto para coordinar la estrategia federal en Michoacán, aseguró hoy que "prácticamente toda" la estructura de Los Caballeros Templarios "está desmantelada".

"Quedan prácticamente tres actores por detener de la primera línea", entre ellos el líder del cártel, Servando Gómez, alias la Tuta.

"No podemos hablar hoy por hoy que exista un Estado fallido", insistió el comisionado, quien fue llamado a declarar tras la escalada de la violencia en la región a raíz de un enfrentamiento a tiros entre dos exlíderes de grupos de autodefensa.

Seguidores de Hipólito Mora, fundador de las autodefensas, y de Luis Antonio Torres, el Americano, se enfrentaron el 16 de diciembre en la comunidad de La Ruana, municipio de Buenavista Tomatlán, con resultado de 11 personas muertas, incluyendo a Manuel Mora, hijo del primero.

Mora y Torres, así como 35 de sus seguidores, enfrentan juicio por la muerte de 10 de las 11 personas.

Además, la pasada semana otras nueve personas murieron en el marco de un operativo realizado por fuerzas federales para recuperar la alcaldía de Apatzingán, que había sido tomada por un grupo armado vinculado con los templarios.

Pese a las dudas de que las muertes podrían haberse producido por un abuso de las fuerzas de seguridad, el comisionado aseguró hoy que sí fue un enfrentamiento.

"Las explicaciones que se dicen poco convincentes acerca del tema de Apatzingán están validadas por peritos, por orificios de entrada, de salida, trayectorias, y por más de 63 declaraciones que fueron rendidas ante el Ministerio Público", afirmó. EFE

pem/pmc/aaj

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir