Escuche ahora

Primera Hora

Con Luis Fernando Zambrano


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El TEDH no ampara a la familia del brasileño abatido por policías londinenses

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no dio hoy la razón a la familia de Jean Charles de Menezes, el ciudadano brasileño abatido por los disparos de dos policías que le confundieron con un terrorista en el metro de Londres al día siguiente de los atentados de julio de 2005.

Estrasburgo (Francia), 30 mar (EFE).- La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no dio hoy la razón a la familia de Jean Charles de Menezes, el ciudadano brasileño abatido por los disparos de dos policías que le confundieron con un terrorista en el metro de Londres al día siguiente de los atentados de julio de 2005.

La demandante, Patricia Armani Da Silva, prima de De Menezes, se quejó ante la corte europea de que el Reino Unido "no había cumplido con su obligación de hacer que los agentes respondieran por esta muerte".

Tras la investigación llevada a cabo por las autoridades británicas no se abrió ningún proceso individual contra los agentes.

El fallo de Estrasburgo, aprobado por trece votos a favor y cuatro en contra, concluye que la investigación determinó "el carácter razonable de la convicción de que De Menezes era un kamikaze que estaba a punto de hacer explotar una bomba".

Además, establece que, "globalmente", no se puede decir que las autoridades no hayan velado por que los responsables de su muerte "respondan por sus actos".

Por lo tanto, la corte estimó que el Reino Unido no vulneró el derecho a la vida de De Menezes, contemplado en el artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

La sentencia recuerda que en la investigación participaron organismos independientes y se reunieron cerca de 890 testimonios y 800 elementos de prueba.

El Estado indemnizó a la familia en 2009 con una reparación confidencial y la delegación del Gobierno, responsable de la policía, pagó en multas y gastos 560.000 libras (712.000 euros).

Ante la "comprensible frustración" de la familia, el fallo señala que "un fiscal examinó todos los hechos de la causa y concluyó que no había bastantes elementos de prueba contra ninguno de los agentes".

De Menezes residía en la misma dirección que dos de los sospechosos de haber cometido los atentados, que causaron 56 muertos (incluidos cuatro terroristas) y 700 heridos. Cuando salió de su casa, la policía lo siguió pensando que era uno de los islamistas.

A pesar de la orden de impedir su acceso a una estación de metro, De Menezes consiguió hacerlo en la de Stockwell y fue abatido en un vagón con varios tiros en la cabeza.

Uno de los cuatro votos disidentes ha sido hoy el del juez español Luis López Guerra, que destaca que los agentes han tenido "inmunidad" a pesar de los "fallos muy graves en la operación policial", reconocidos por las autoridades británicas. EFE