Escuche ahora

Las 50 W

Con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Juicio contra periodista hondureño querellado continuará el lunes

El juicio oral y público del periodista hondureño David Romero, quien enfrenta una querella por difamación e injuria, entre otros delitos, continuará el próximo lunes, informó hoy el mismo imputado al salir de la audiencia en la Corte Suprema de Justicia en Tegucigalpa.

Tegucigalpa, 31 jul (EFE).- El juicio oral y público del periodista hondureño David Romero, quien enfrenta una querella por difamación e injuria, entre otros delitos, continuará el próximo lunes, informó hoy el mismo imputado al salir de la audiencia en la Corte Suprema de Justicia en Tegucigalpa.

"Esperamos que no se aparten de los preceptos que ya establece la norma para que salgamos con esto adelante, avante", dijo a periodistas Romero, quien fue acompañado a la audiencia por familiares suyos y diputados del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), entre ellos el expresidente hondureño Manuel Zelaya.

Agregó que "se suspende la audiencia cuando se ha evacuado la prueba" testimonial y que lo que sigue es "la prueba documental", proceso del que explicó será extenso porque implica la muestra de vídeos y audios, entre otras cosas.

"Salgo así como entré, con la moral en alto, de frente, venimos tranquilos", subrayó el comunicador, quien es director de una radio en Tegucigalpa y considera que, en su caso, está siendo sometido a un juicio político.

Añadió que ha "depositado la confianza en las partes procesales", lo mismo que la querellante, la exfiscal Sonia Gálvez, esposa del actual fiscal adjunto del Ministerio Público, Rigoberto Cuéllar.

Romero es acusado de 41 delitos relacionados con calumnia y difamación tras denunciar en agosto del año pasado en un programa de Radio Globo que el fiscal adjunto y su esposa utilizan "los bienes de la institución para trabajo privado de (su) bufete".

El periodista reiteró que no confía en los tribunales de justicia de su país, pero que el lunes estará a las 08.00 hora local (14.00 GMT) en la sede del poder judicial, que hoy fue resguardado por un riguroso sistema de seguridad con decenas de policías y militares.

Las medidas de seguridad, que además incluyeron la suspensión de otros juicios pendientes para hoy, fueron para prevenir disturbios como los del pasado 23 de julio, cuando una turba, entre la que figuraban diputados y activistas de LIBRE, irrumpió de manera violenta a la sala del Supremo donde se celebraba la audiencia y sacó a Romero.

Los manifestantes, que derribaron la cerca metálica de la Corte Suprema de Justicia, alegaron que se llevaban a Romero porque había instrucciones para que lo enviaran a la Penitenciaría Nacional.

El periodista fue llevado a las oficinas del Comisionado de los Derechos Humanos, donde estuvo protegido durante cuatro días.

Gálvez acusó en 2014 a Romero por injuria, calumnia y otros delitos contra su honor.

La querellante es una de las fiscales que hace diez años conoció una denuncia contra David Romero por violación a una hija suya, por lo que el periodista estuvo varios años en prisión. EFE

gr/ev/arm