Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Julián LeBarón, el activista de la comunidad Mormona víctima de los cárteles de México

En diálogo con La W, Julián LeBarón manifestó que México tiene a todas sus instituciones al servicio del narcotráfico.

Julián LeBarón, líder de la comunidad Mormona . Foto: Getty Images

El pasado 4 de noviembre, nueve miembros de la familia mormona en el norte de México, LeBarón, todas mujeres y niños menores de 12 años, los asesinaron a tiros en un lugar donde está disputado por el Cartel de Sinaloa y la banda La Línea.

Julián LeBarón aseguró están "viendo la complicidad de las autoridades mexicanas con los terroristas" y por más que quieran combatirlas "yo no creo que ninguna autoridad pueda combatir la situación, porque todas las organización en México están involucrada". 

El líder del movimiento religioso añadió que las personas temen por lo que pueda pasar con sus vidas, "la gente tiene mucho miedo de cómo se han presentado las cosas en México". Y reiteró que si no se hace nada para ponerle un fin a las acciones terroristas los convierte en "cómplices de la situación que está pasando, debemos salir a protestar en contra de los sicas". 

LeBerón añadió no se puede tratar a los responsables de hechos violentos como buenas personas, porque protejan algún territorio. "Acá no podemos ver a los sicarios como los buenos, hay que entender que ellos son asesinos y le han hecho mucho daño al país. No podemos seguir siendo cómplices de ellos". "Debemos construir una cultura que cuando secuestren a una persona todo México se pare, no podemos ser diferentes a lo que sucede en nuestra nación". 

Por último, el líder de los mormones en el norte de México anotó que aunque varios miembros de la comunidad se han ido a Estados Unidos, por los hechos de violencia, "cree que van a regresar" y reiteró que "tengo claro que no me voy a ir de México". 

Julián LeBarón lídera un movimiento por la paz en México, lo que ha llevado a concluir que esto convirtió a la comunidad en un objetivo por parte de los carteles de México.