Escuche ahora

En Casa con La W

Con Sebastián García y Eduardo peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La dura batalla de los enfermeros de cuidados intensivos en España

Un enfermero español contó en Sigue La W las dificultades que se vive desde la Unidad de Cuidado Intensivos en plena crisis por el coronavirus

Imagen de referencia. Foto: Getty Images

En Sigue La W habló David Aceituno, un enfermero de la Unidad de Cuidados Intensivos (UIC) en España, y contó que “han sido días muy largos”, pues están acostumbrados a “otro tipo de pacientes, como pos-quirúrgicos, pero ahora nos llega esto y es difícil”. Según David, la UIC está “llena de cubos con productos para limpiar y material para protegernos”. 

Los datos del personal sanitario, en cuanto a contagio por coronavirus en España, “son preocupantes”, afirmó el enfermero de esta Unidad. Según su testimonio, no solo existe una “falta de recursos materiales”, sino también hay un “problema profesional por el cansancio acumulado, horas de tensión vividas, convivimos mucho tiempo con las mismas personas en un espacio cerrado”, y todo esto lleva a un “posible contagio”. “Me consta que en muchísimos sitios no cuentan con el material de protección y están improvisando las medidas”, comentó. 

Lo que antes era un “pase de guardia tranquilo” se ha convertido ahora en “carreras para vestirnos y estar en condiciones óptimas para revisar a los pacientes”. “Las emergencias pueden pillarte vestidos o no”, aseguró, añadiendo que pueden estar “hasta cuatro horas con la misma vestimenta de protección y las gafas empiezan a empañarse”.

Sobre las personas que “no se toman en serio” esta pandemia, David aseveró que “deben tomar las precauciones”. Si bien las personas más afectadas por el coronavirus son de mayor edad, “en la Unidad tenemos personas de menos de 50 años ingresadas por coronavirus en mal estado”, y “puede que a ti no te pase nada, pero se lo transmites a otra persona que sí va a sufrir, y esa persona puede ser tu padre o tu madre”.

Hizo hincapié en el caso de Argentina, donde “después de muchos días en cuarentena, vivieron días sin contagio alguno, y la famosa curva empieza a frenar”. Es por eso que “las cuarentenas están para cumplirlas”.