Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

‘Me quieren callar’, denuncia Lula a través de la prensa brasileña

Ante el supuesto aislamiento mediático del que dice ser víctima, el expresidente brasileño publicó un artículo de opinión en el diario Folha de S. Paulo.

El expresidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva (Lula) pronunció un discurso en el Hotel Jaragua, en Sao Paulo, Brasil, el 15 de septiembre de 2016. Foto:

Este jueves el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien ha cuestionado la decisión de la justicia de prohibirle hacer campaña electoral y de supuestamente someterlo a un aislamiento mediático, publicó un artículo de opinión en uno de los diarios más importantes de Brasil, Folha de S. Paulo.

El artículo es una respuesta de Lula —encarcelado desde el pasado 7 de abril para cumplir una pena de 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero— a la reciente decisión de la Justicia de prohibirle al expresidente grabar videos o realizar entrevistas como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) para las elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre. “Parece que no les bastó con arrestarme. Me quieren callar”, escribió en el artículo.

Lula, quien lidera la carrera electoral con el 30% de la intención de voto, indica que la decisión tomada por la jueza Carolina Lebbos, responsable de su custodia, es parte de una trama para mantenerlo a él y a sus partidarios lejos del poder.

“Aquellos que no quieren que yo hable, ¿qué temen que diga? ¿Lo que está pasando hoy con el pueblo? ¿No quieren que discuta soluciones para este país? Después de años calumniando, ¿no quieren que tenga el derecho de hablar en mi defensa?”, pregunta en su texto.

El exmandatario menciona problemas como el aumento de la pobreza, del desempleo y del hambre en Brasil desde que él dejó el Palacio del Planalto y acusa al actual presidente, Michel Temer, de no preocuparse por solucionarlos.

¿Quieren derrotarme? Háganlo de manera limpia, en las urnas. Discutan propuestas para el país y tengan responsabilidad, aún más en este momento en que las élites brasileñas se enamoran de propuestas autoritarias de gente que defiende a cielo abierto”, escribió, posiblemente refiriéndose al ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato del Partido Social Cristiano (PSC), quien lidera las encuestas en caso de que Lula no pueda presentarse a los comicios.

El expresidente aprovechó la oportunidad para insistir en su inocencia. “Soy candidato porque no he cometido ningún crimen. Desafío a los que me acusan a mostrar pruebas de lo que he hecho para estar en esta celda”, reiteró Lula, quien ha sostenido este argumento desde que empezó el proceso en su contra, a principios de 2016.

A pesar de estar encarcelado en la sede de la Policía Federal de Brasil, en Curitiba, región sur del país, Lula y el PT no han dejado de mantener viva la presencia del exmandatario en las redes sociales, con publicaciones de fotos y videos que muestran su vida diaria en la cárcel.

La estrategia del partido, que todavía no ha presentado un posible sucesor de Lula en la carrera electoral, es explotar al máximo la narrativa de que él sería un preso político cuyos derechos están bajo ataque. “Pueden atraparme. Pueden intentar callarme. Pero no voy a cambiar esta fe en los brasileños, con la esperanza de que millones (de personas) tengan un futuro mejor”, concluyó el expresidente.