Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Peña Nieto: Acuerdo con sindicato no supone marcha atrás en reforma educativa

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, negó hoy estar dando "marcha atrás" en la reforma educativa de 2013, después de que las protestas de maestros llevaran al Gobierno a anunciar una revisión al proceso de evaluación al que se opone el magisterio.

México, 14 jul (EFE).- El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, negó hoy estar dando "marcha atrás" en la reforma educativa de 2013, después de que las protestas de maestros llevaran al Gobierno a anunciar una revisión al proceso de evaluación al que se opone el magisterio.

"De ninguna manera; nada de lo que se ha acordado a partir de esta revisión significa darle marcha atrás a la reforma educativa", aseveró el mandatario a la prensa tras un acto en el central estado de Tlaxcala.

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, anunció ayer un acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para modificar las pruebas de evaluación a los maestros, adaptándolas a las condiciones socioculturales de cada región.

La evaluación es uno de los puntos más debatidos por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), facción disidente del SNTE con gran fuerza en el sur del país y que con bloqueos viales y otras acciones exige la derogación de la reforma.

Peña Nieto afirmó que el acuerdo con el SNTE "no significa siquiera hacer cambio legal o modificar lo que hoy nos manda la ley, sino que está dentro del marco legal". La reforma educativa, sostuvo, "se mantiene inalterada".

A su vez, el líder del SNTE, Juan Díaz de la Torre, argumentó la necesidad de adaptar la evaluación prevista en la reforma porque hay "muchísimas diferencias" entre las diferentes regiones del país.

"Debe haber instrumentos (de evaluación) diferenciados", dijo el líder sindical en una entrevista radial, y añadió: "No es lo mismo evaluar a un maestro de la Colonia Del Valle, Iztapalapa (en la Ciudad de México) o de la zonas huicholes de Jalisco y Nayarit".

Pidió "que sea una evaluación con carácter formativo", no para "sancionarlos o para que sea punitiva".

Con todo, cargó contra los maestros de la CNTE, quienes a su parecer han tomado una posición "ultra radical" y no quieren una solución al problema magisterial.

Apuntó que "si sumamos todos los días que los últimos años no ha habido clase en (el estado sureño Oaxaca por las protestas), equivalen a un ciclo escolar, y (los miembros de la CNTE) no han conseguido nada ni para la educación ni para los maestros".

Esto trae como resultado, sumado a los intereses de la ultraderecha, que la educación privada esté aumentando en el país, sostuvo Díaz.

La proporción de alumnos en escuelas privadas en el estado suroccidental de Michoacán durante los cursos de educación básica es de 23,4 %, mientras que la media nacional es de 8 o 9 %, ejemplificó.

La propuesta final para la readaptación del proceso de evaluación vendrá en un plazo de 45 días.

La CNTE, que estos días mantiene reuniones con la Secretaría de Gobernación, esbozó con esta dependencia una ruta para solucionar el conflicto magisterial a través de tres mesas de trabajo, una centrada en política, otra en educación y una más de carácter social.

La mesa política fue instalada ayer, la educativa lo será el martes 19 de julio y la social comenzará sus trabajos el jueves 21, según lo anunciado el martes por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio.

No obstante el diálogo entablado con el Gobierno, la Coordinadora mantiene sus acciones de protesta, y hoy maestros de esa agrupación tomaron las sedes de partidos políticos en el estado suroriental de Chiapas para exigir un pronunciamiento contra la reforma educativa.

Los maestros llegaron a las sedes estatales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Nueva Alianza (Panal) en la capital de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, para cerrar los accesos.

"Los partidos políticos se han negado a pronunciarse contra la reforma", dijo José Luis Escobar Pérez, vocero de la CNTE en el estado, quien participó en el bloqueo a los edificios.

Precisó que se "ha acordado manifestarse en la sedes de los partidos políticos que han avalado la reforma educativa, no así en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo (PT) y del Movimiento Regeneración Nacional (Morena)".

Después de la toma a los edificios, añadió, "un grupo de jóvenes encapuchados llegó y vandalizó el interior de las oficinas del PRI y Panal", donde fueron "quemados papelería, mobiliario y realizaron pintas a las afueras de los institutos políticos". EFE

irg-bav/msc/cav