Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan Pablo Calvás


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Policía y FBI detiene hombre que causó alerta seguridad y obligó a desviar un vuelo

La Policía y agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI) detuvieron a un hombre que causó una falsa alerta de seguridad en un vuelo entre Nueva York y Louisville, que fue desviado hasta el aeropuerto de Filadelfia (Pensilvania).

La Policía y agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI) detuvieron a un hombre que causó una falsa alerta de seguridad en un vuelo entre Nueva York y Louisville, que fue desviado hasta el aeropuerto de Filadelfia (Pensilvania).

Varias cadenas de televisión estadounidenses informaron hoy que un avión que había despegado del aeropuerto neoyorquino de La Guardia y que se dirigía al de Louisville (Kentucky) fue desviado al de Filadelfia por una alerta de bomba, que luego resultó ser una falsa alarma.

Fuentes policiales dijeron a la cadena local de televisión Action News, afiliada a ABC, que el sospechoso "llevaba unos cables en su cabeza que se conectaban a sus manos" y que ello causó el incidente en el vuelo 3079 de US Airways, operado por la aerolínea local Chautauqua Airlines.

A su llegada al aeropuerto, la Policía constató que el sospechoso llevaba una filacteria o pequeña cajita de cuero que se lleva una en el brazo y otra en la frente, y que contiene pasajes de las escrituras religiosas judías y que utilizan en algunos servicios religiosos hebreos.

Según esa cadena de televisión en su página por Internet, el FBI inició una investigación y retiene al sospechoso que causó la alarma cuando el avión sobrevolaba la ciudad de Filadelfia y que obligó al cierre de su aeropuerto durante al menos 15 minutos, poco después de las 14.00 GMT.

Los vuelos, dijeron las autoridades, ya se han reanudado y con ello la actividad del aeropuerto.

Esta es la segunda alerta por un incidente aéreo que se produce en Estados Unidos en menos de una semana, pues el pasado sábado sus autoridades evacuaron la terminal ocho del aeropuerto internacional John F. Kennedy, de Nueva York, debido a una brecha en la seguridad de la instalación, pues un hombre se saltó un control.

El suceso se produjo por la tarde y a los pasajeros que esperaban en esa terminal se les pidió abandonarla y volver a pasar los controles de seguridad previos a la entrada de las zonas de embarque.

El pasado 3 de enero, otro hombre fue detenido tras haberse saltado un control de seguridad del aeropuerto internacional de Newark, en el vecino estado de Nueva Jersey, lo que causó que numerosos vuelos fueran retrasados varias horas y que todos los pasajeros tuvieran que pasar otra vez por los controles.

Las autoridades estadounidenses han reforzado las medidas de control y de seguridad de sus aeropuertos desde que el pasado día de la Navidad un ciudadano nigeriano intentase hacer explotar un avión cuando iba a aterrizar en Detroit, procedente de Amsterdam.