Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Por qué una tienda de armas en Estados Unidos tendrá que pagar US$6 millones?

Un jurado condenó a una armería de Milwaukee a una multa millonaria por considerar que hubo negligencia en la venta de un arma que compró un testaferro y adquirió un adolescente que hirió de gravedad a dos policías.

Tienda de armas en Milwaukee

Badger Guns en Milwaukee –que reabrió con otro nombre– ha sido descrita por la policía como el distribuidor número uno de los criminales en EE.UU.

Una tienda de armas en Estados Unidos fue condenada a pagar US$6 millones para compensar a dos policías que resultaron gravemente heridos por una pistola comprada en el establecimiento, que acabó en manos de un adolescente.

Los agentes presentaron una demanda por negligencia contra la armería Badger Guns, vinculada a la venta de cientos de armas utilizadas para cometer delitos, según las autoridades.

El jurado concluyó que la tienda permitió la venta del arma pese a las señales que apuntaban a que la iba a comprar un testaferro para revenderla de forma ilegal.

Lea también: El hombre que destruyó su pistola para protestar contra los tiroteos de EE.UU.

Heridos de gravedad

El suceso se remonta a 2009 cuando los policías Bryan Norberg y Graham Kunisch fueron disparados en la cara por Julius Burton, al que pidieron que se detuviera cuando manejaba su bicicleta por la acera.

Dueños de Badger Guns

El dueño de Badger Guns, Adam Allan (izq.), su padre Walter Allan (dcha.) y Mick Beatovic (centro) escuchan la sentencia.

El adolescente compró el arma, una Taurus del calibre 40, por US$40 dólares a un adulto que la había adquirido en Badeger Guns.

En el enfrentamiento, Norberg resultó herido en la boca por una bala que le dañó ocho dientes, le atravesó la mejilla y se alojó en el hombro.

Kunish, que recibió varios disparos, perdió un ojo y parte del lóbulo frontal del cerebro por lo que tuvo que retirarse del cuerpo de policía.

Años de apelaciones

Los abogados de Adam Allan, dueño del establecimiento, defendieron que su cliente no podía ser responsable por la venta.

Pero el jurado ordenó a la tienda pagar US$1,5 millones a Norberg y US$3,6 millones a Kunisch, además de US$730.000 por daños punitivos.

Bryan Norberg y Graham Kunisch

Los abogados de los oficiales señalaron que estaban "muy aliviados", aunque reconocieron que esperan años de apelaciones.

En un informe de 2005, las autoridades se refierieron a Badger Guns como el principal distribuidor para los delincuentes en EE.UU., después del seguimiento de más de 500 armas de fuego recuperadas de la escena del crimen dieran como origen el establecimiento.

Lea también: En los últimso 10 años hubo más muertos por tiroteos que por ataques calificados de "terroristas" en EE.UU.

Burton está cumpliendo 80 años de cárcel por el ataque, mientras que el hombre que compró el arma para el adolescente fue encarcelado por dos años.

La tienda ha vuelto a abrir con un nuevo nombre, Shooters Brew City Supply, aunque los dueños siguen siendo miembros de la misma familia.