Ciudades

Selecciona tu emisora

Sabor y salud: armonía coreana

La palabra 'hansik' se refiere a la comida tradicional de los coreanos pero también a la filosofía que combina el sabor con la alimentación sana

Foto: cadenaser

La canción Gangnam style, de PSY, ha hecho que nos fijemos en Corea del Sur. Un país de Asia Oriental que se ha transformado en los últimos años y que cuenta con una gastronomía muy rica, inspirada en el respeto a la naturaleza. Una cocina en auge que fomenta el cuidado de la salud sin renunciar al sabor.

La cocina coreana, conocida por ser algo picante y sazonada, tiene raíces chinas y japonesas, pero difiere en algunos ingredientes, sabores y texturas. En Corea, al contrario que en los países occidentales, no se acostumbra a comer un primer plato y luego un segundo. La dieta se fundamenta en el arroz blanco, acompañamiento habitual de los platos de verduras, pescados o mariscos. Platos que destacan por un alto contenido vegetal: se elaboran con un 80 % de verduras y un 20 % de proteína animal.

La búsqueda de la armonía entre los sabores y las cualidades saludables ha potenciado el prestigio mundial de la cocina coreana. Otro factor que demuestra su respeto por lo sano es el bajo contenido en productos fritos, optando por técnicas alternativas, como hervir, asar, escaldar o, una de las más conocidas, fermentar.

El kimchi, la especialidad más popular de la gastronomía coreana, se obtiene precisamente a partir de productos fermentados. Está presente en todos los hogares del país y se le considera uno de los cinco platos más saludables del mundo ya que las bacterias que se obtienen a través de la fermentación ayudan al sistema inmunológico en la lucha contra el cáncer y la obesidad. Uno de los más conocidos es el kimchi obtenido a partir de la col china o el nabo.

De la gastronomía coreana destacan las sopas, el bul go gui (una parrillada de carnepreviamente marinada que se cocina en la misma mesa), y el bibimbap (arroz con vegetales y carne, servido con gochujang, una pasta de pimiento rojo que le aporta un ligero toque picante).

Para sazonar lo más utilizado es el jang, que se obtiene a través de la fermentación de la soja, dando como resultado una salsa o pasta de soja que sustituye a la sal occidental.

Toda cultura gastronómica cuenta con sus postres y, en Corea, uno de los más populares es el hotteok: una base de harina de arroz al vapor o frito que se rellena con una mezcla que de miel, cacahuete y canela.

La carne de perro también se consume pero solo como una delicia especial. Empezó a tomarse durante la guerra, cuando la comida escaseaba, pero hoy en día es menos común por la percepción de los perros como mascota, más que como un alimento. Quien sienta curiosidad puede probar el boshintang, una sopa que, según los principios de la medicina tradicional china, proporciona mayor virilidad.

 

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?