Escuche ahora

Amanecer W

con Laura Sánchez y Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Tribunal marroquí absuelve al niño de 14 años condenado por activismo rifeño

La Sala de lo Penal en el Tribunal de Apelación de Alhucemas (noreste de Marruecos) ha absuelto a Abderrahman Azri, de 14 años y considerado el más joven de los activistas rifeños, por su participación en las revueltas del Rif, según informaron hoy a Efe fuentes jurídicas.

Alhucemas (Marruecos), 22 nov (EFE).- La Sala de lo Penal en el Tribunal de Apelación de Alhucemas (noreste de Marruecos) ha absuelto a Abderrahman Azri, de 14 años y considerado el más joven de los activistas rifeños, por su participación en las revueltas del Rif, según informaron hoy a Efe fuentes jurídicas.

El menor estaba detenido y acusado de "robo calificado, participación en una manifestación no autorizada, establecimiento de barricadas para estorbar el tráfico en la vía pública y apedreamiento de las fuerzas públicas", entre otros delitos.

Azri fue arrestado el pasado mes de agosto durante su participación en el funeral del activista Imad Attabi, un joven rifeño de 24 años y cuya muerte fue atribuida por los activistas rifeños a la acción policial contra las manifestaciones de la región.

El niño se quedó desde entonces y durante tres meses en un reformatorio en Nador, en el noreste del país, junto a otros tres activistas menores de edad que también fueron absueltos por el mismo tribunal ayer.

Azri adquirió fama en las redes sociales luego de la publicación de una foto suya durante el funeral de Attabi en la que aparecía desconsolado por el llanto.

Actualmente hay cerca de 340 rifeños detenidos entre Alhucemas y Casablanca, algunos con condenas en firme y otros actualmente juzgados o por juzgar, además de otro centenar que están siendo perseguidos en libertad.

Las protestas sociales del Rif estallaron en octubre de 2016, tras la muerte de un vendedor de pescado aplastado dentro de un camión de basura donde las autoridades habían confiscado su mercancía. EFE