Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Capturan a la estafadora reincidente más buscada en el país

Se trata de Yensi Yulieth Niño Bedoya, quien engañaba a sus víctimas con alquileres ficticios de vehículos para luego venderlos con documentos falsos.

Yensi Julieth Niño Bedoya se encontraba como la mujer más buscada por ser reincidente en el delito de estafa en el país. Foto: Policía Nacional

Las autoridades capturaron a 10 presuntos miembros de una banda de estafadores que engañaba a sus víctimas al ofrecerles dinero por alquilar sus vehículos, para luego venderlos a terceros con documentación falsa.

Entre los capturados (siete mujeres y tres hombres), se encuentra Yensi Julieth Niño Bedoya, presunta líder de la banda y quien se encontraba como la mujer más buscada por ser reincidente en el delito de estafa en el país, según contó a La W un investigador de la Dijín de la Policía.

El investigador explicó que Niño Bedoya se hacía pasar por la propietaria de la empresa TLP Negocios y Servicios S.A.S., que operó en el sector de Normandía, en Bogotá, durante cuatro meses.

La mujer y sus cómplices convencían a sus víctimas de entregarles sus vehículos nuevos en alquiler, pues ellos los pondrían a trabajar con empresas petroleras, y en contraprestación les pagarían dos millones de pesos mensuales si se trataba de un automóvil o tres millones de pesos si era una camioneta.

A pesar de que se realizaban contratos de arrendamiento con firmas y huellas, la mujer vendía los vehículos que le eran entregados a terceros que los compraban de buena fe sin saber que la documentación del carro era falsa; luego cerraba la oficina de su supuesta empresa y cambiaba de ciudad.

De esta forma estafó en Bogotá, ciudad en la que operó por cuatro meses, a 58 personas que le entregaron 73 vehículos para alquiler, los cuales están avaluados en más de 3.000 millones de pesos, pues una de sus exigencias para llevar a cabo el contrato de alquiler es que fueran nuevos.

Entre los estafados hay incluso oficiales de las Fuerzas Armadas o funcionarios de la Fiscalía, ya que la mujer se ganaba la confianza de sus víctimas porque tenía su empresa registrada con todos los documentos legales ante la Cámara de Comercio de la ciudad y sus instalaciones parecían tener todos los elementos y personal necesarios para su funcionamiento. Además, entre las capturadas hay otra mujer que trabajó en una instalación militar y tenía como función captar víctimas entre miembros de estas instituciones.

El investigador del caso explicó que, incluso, la mujer intentó vender el apartamento que había alquilado para las instalaciones de su empresa. Sobre las personas que compraron los vehículos, algunas han devuelto los mismos a sus propietarios originales.

Niño Bedoya fue detenida junto a su esposo en Cúcuta, ciudad donde había comenzado a operar con una nueva empresa fachada, llamada Orange House. Las demás capturas se presentaron en Florencia, Armenia y Bogotá y a todos se les imputaron los delitos de concierto para delinquir, estafa agravada en modalidad de delito en masa y fraude procesal. Una de las posibilidades que se estudia es que la mujer realice un preacuerdo con la Fiscalía, para que repare a sus víctimas.