Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Fui víctima de testigos falsos: Maza Márquez, alegando su inocencia

"Yo no conozco el Magdalena Medio", agregó el exdirector del DAS, para desmentir sus supuestos vínculos con 'paras'.

Miguel Maza Márquez. Foto: Colprensa

Al iniciar sus alegatos finales, el exdirector del DAS, Miguel Maza Marquez, afirmó ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que se hicieron comentarios mentirosos e infames durante la etapa final de su juicio, como su supuesta alianza con paramilitares del Magdalena Medio para asesinar al candidato presidencial Luis Carlos Galán.

"Yo no conozco el Magdalena Medio, nunca fui a Puerto Boyacá y aquí lo he comprobado. Nadie puede decir vi al general Maza en Puerto Boyacá (...) Nosotros fuimos los que dimos de baja al Mexicano, que era la persona que financiaba el Magdalena Medio. Nosotros hicimos un estudio bien completo sobre el origen y desarrollo del paramilitarismo en el Magdalena Medio, considerado el paramilitarismo de primera generación y prácticamente lo destruimos", afirmó Maza, quien cuestionó que se le dé crédito a las versiones del exparamilitar Ivan Roberto Duque sobre la materia.

"Increíble que ahora se me sindique de ser amigo del Magdalena Medio", agregó.

Agregó que fue víctima de testigos falsos y que su abogado le entregó un escrito al exfiscal General, Eduardo Montealegre, manifestándole un listado de testigos falsos y en su caso "y a cada uno de ellos le indicaba en qué punto había falseado la verdad". Agregó que el fiscal le remitió al CTI que a su vez determinó que había méritos para abrir una investigación penal "por la gravedad de los hechos", pero "desafortunadamente hasta la fecha no he tenido ningún tipo de respuesta".

Aclaró que Orlando Monroy Rivera, alias 'Trapero', exmiembro del DAS supuestamente entrenado por el mercenario Yair Klein, quien posteriormente fue asesinado y aparentemente conocía detalles del crimen de Luis Carlos Galán, no cumplía funciones especiales para él.

"Mi señora madre, quien ha venido aquí señalada por la Procuraduría y ahora por el señor doctor -Rodrigo Martínez, abogado de los Galán- era una señora de demasiada edad. Ella no necesitaba escoltas, pues ella no salía a la calle. Sucedió un hecho trascendental en Santa Marta, volaron la casa de mi único hermano. Como consecuencia de la acción que yo estaba llevando acá en Bogotá. Entonces él con su esposa y su hija se fue a vivir donde mi mamá. El das de la época ponía un servicio de un agente en la puerta para evitar un atentado. El señor Trapero pertenecía a la unidad del DAS en el Magdalena y de vez en cuando le tocaba, como a todos, prestar ese servicio, pero no era una cuestión exclusiva ni menos de guardaespaldas".