Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Artículo The New York Times genera preocupación en Norte de Santander

Defensores de derechos humanos advierten que hay un riesgo latente para la población.

"Falsos Positivos" . Foto: Colprensa

Preocupación sigue generando en Norte de Santander el reciente artículo del diario estadounidense The New York Times, ante la posibilidad que revivan los "falsos positivos".

El artículo ha hecho que en Norte de Santander, se recuerdan los casos de los jóvenes de Soacha, quienes llegaron a esta región con una falsa promesa de trabajo para ser presentados como muertos en combate.

En este nuevo capítulo se advierte de reuniones en la capital de Norte de Santander y sobre  información de grupos paramilitares.

El diario señaló "Tres días después de la reunión cerca de Bogotá, un grupo de oficiales de inteligencia militar y comandantes regionales se reunieron en la ciudad de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, dijeron los oficiales".

Según los militares, en la reunión les dijeron que tenían “que hacer lo que sea”, incluyendo usar grupos paramilitares que proporcionen información sobre bandas armadas rivales “para generar resultados”.

La sugerencia de trabajar con un grupo armado para derrotar a otro creó un silencio entre los asistentes de la reunión, dijo uno de los oficiales.

Wilfredo Cañizares defensor de derechos humanos y presidente de la Fundación Progresar aseguró "en la región la presencia de distintos grupos paramilitares y bandas criminales, así que este riesgo es latente, no podemos regresar a esos tiempos en que se trabaja con la criminalidad.

"Lo que revela el artículo The New York Times, es la posibilidad que la fuerza pública busque alianzas con cualquier sector de criminalidad; para golpear a otras (...) en Cúcuta hay una guerra declarada entre Gaitanistas y Rastrojos, hay una guerra declarada entre Eln y Epl y entre el Eln a los Gaitanistas y Rastrojos así que el grado de vulnerabilidad es muy alto". Señaló

Los defensores de derechos humanos en la región, han pedido al Ejército Nacional entregar las explicaciones del caso; ante las continuas denuncias de los campesinos por el actuar de la fuerza pública, principalmente en la región del Catatumbo.