Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cauca: paso intermitente en la vía Panamericana por disturbios

Confrontaciones entre indígenas y Fuerza Pública tuvo durante 10 horas cerrada la carretera a la altura de Quinamayó. Hay tensión en la zona.



Las autoridades de tránsito confirmaron que hay paso por la vía Panamericana, entre Popayán y Cali, a la altura de Quinamayó, luego que se registraran, una vez más, fuertes disturbios entre la Fuerza Pública y comunidades indígenas reclamantes de tierras.

El bloqueo se presentaba en el kilómetro 58, donde cientos de nativos se enfrentaron al Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía, que desde la semana pasada hace presencia en la zona para garantizar la movilidad por la carretera internacional.

En las últimas horas, las autoridades reportaron la captura de cuatro personas indígenas en el sector de La Agustina, a quienes les incautaron diferentes elementos con los que atacarían a los uniformados.

El general Saúl Torres, comandante de la Región de Policía número Cuatro, denunció que las comunidades utilizan elementos no propios de las jornadas de protesta, “se han encontrado explosivos de fabricación artesanal, con los cuales se han causado daños a la integridad de los policiales”.

El oficial dijo que se han encontrado papas explosivas mezcladas con tornillos, grapas y vidrios con los que varios miembros de la Institución han resultado lesionados gravemente.

Ayer, un bus de servicio público de la empresa Expreso Palmira fue incinerado cerca de donde se concentraban las comunidades indígenas, que de inmediato a través de un comunicado condenaron la acción y expresaron que ese tipo de actos no hacen parte de sus protestas.

El paso por la vía Panamericana es intermitente y la Policía realiza acompañamiento a caravanas de vehículos para evitar que sean atacados con piedras mientras pasan por los sitios de manifestación.

Entre tanto, en las últimas horas se registraron disturbios en el municipio de Caloto, luego que decenas de nativos ingresaran a los predios de las haciendas La Emperatriz y Canaima, y quemaran varios cultivos de caña de azúcar.

Hasta el momento no se han confirmado mesas de diálogo entre los líderes indígenas y el Gobierno Nacional, que permitan evitar los bloqueos de las vías y recuperar fincas que las comunidades invaden en los municipios de Corinto y Miranda.