Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Comunidad civil, gremios e ingenieros del Meta preocupados por vía Bogotá–Villavicencio

Distintos sectores de la sociedad exigen a Coviandes que garantice la movilidad y seguridad en una de las carreteras más importantes de Colombia.

El Km 64  es el tramo de la vía Bogotá-Villavicencio que resgitra más cieres al año por deslizamientos . Foto: Colprensa

En entrevista con W Radio el Director de la Sociedad de Ingenieros del Meta, William Valencia, expuso la preocupación que hay en diferentes sectores de la economía  y de la sociedad civil de ese departamento por los constantes cierres que se registran en la vía Bogotá – Villavicencio y que hasta el momento no han tenido solución por la concesionaría de la vía que es Coviandes.

Dentro de sus declaraciones, Valencia, manifestó que se ha hecho saber a Coviandes la inconformidad que hay por los problemas de la vía, convocando en el mismo escenario a la Agencia Nacional de Infraestructura, Ani, a que se responda de una manera más eficiente y con mayores resultados a lo que viene ocurriendo en la importante carretera del país que conecta la capital de la República con los llanos.

Según la Sociedad de Ingenieros del Meta, la vía Bogotá – Villavicencio, es una de las carreteras a las que más dinero se le ha invertido, expresando que inicialmente esta tuvo un presupuesto de cinco billones de pesos pero que a la actualidad la inversión en la misma ya ascienden a los nueve billones de pesos, por lo que no es aceptable que la carretera este registrando cierres y pasos alternos prácticamente a diario por constantes derrumbes y deslizamientos.

Unos de los mayores problemas de la carretera se presenta en el kilómetro 64+200, zona en donde se presentan la mayor cantidad de derrumbes, al indagar a el ingeniero William Valencia, que sería lo que está pasando en ese punto, el mismo expresó, “que  en esa zona hay una gran cantidad de nacederos de agua que serían la principal causa de los deslizamientos”, sin embargo frente al punto de buscar una solución en la que no se afecten los nacederos pero se garantice la seguridad y movilidad de la carretera, la Sociedad de Ingenieros del Meta, manifestaron que la respuesta de Coviandes es que  los recursos monetarios ya fueron designados para las diferentes obras de la doble calzada Bogotá – Villavicencio y por lo mismo ya  habrían sido invertidos, lo que significa que para generar alguna obra nueva, se tendría que volver a buscar los recursos para poder financiarla.

En el momento en que se indagó a Coviandes sobre la situación, en un comunicado de prensa expedido por el concesionario el pasado 19 de julio de 2018, se manifestó que “Ante la preocupación que le asiste a las autoridades departamentales y municipales, gremios, medios de comunicación, comunidad y usuarios de la vía, frente a la situación de los derrumbes y deslizamientos en diversos puntos de la carretera Bogotá – Villavicencio, Coviandes se permite aclarar que los mismos se vienen presentando por situaciones de fuerza mayor o caso fortuito y otras que le son ajenas, además aclara que las obligaciones descritas en el Adicional 1 al Contrato de Concesión 444 de 1994, tienen como objeto el de construir, operar y mantener la carretera Bogotá Villavicencio, no estabilizar la Cordillera Oriental, macizo en formación caracterizado por su inestabilidad geológica”.

----------------------------

Le puede interesar: