Escuche ahora

Las 50 W

Con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Denuncian al alcalde de Ibagué por irregularidades en la cancelación de un contrato

Ernesto Espinosa aseguró que Guillermo Jaramillo canceló el concierto que se realizaría en las festividades de la ciudad sin ninguna justificación, por lo que pide investigación.

Estamos denunciando todos los contratos celebrados durante su administración Guillermo Alfonso Jaramillo (...) la terminación de ese contrato de Carlos Vives fue irregular: Juan Espinosa . Foto: Getty Images

El abogado Ernesto Espinosa, quien representa a Carolina Barrios, dueña de la empresa CB Eventos y Producciones, explicó que desde el año 2016 el Alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, ha venido celebrando contratos para llevar artistas a la ciudad. "En el 2016 llevó a Carlos Vives, en el 2017 a ChocQuibTown, en el 2019 pretendió llevar a Carlos Vives y hace tan solo unos días llevó a la Mosca Tse Tse".

Según el apoderado de Barrios, de todos estos contratos de las mismas características, "el único que dio por terminado fue el de Carlos Vives que era para celebrarse el 28 de junio de este año", razón por la cual están denunciando ante la Procuraduría al Alcalde y otros funcionarios porque "no hoy justificación para haberlo dado por terminado".

Espinosa asegura que la administración no le ha dado la cara a la ciudad de Ibagué ni a la empresaria a la cual le ha negado desembolsar los dineros de las pólizas y las estampillas, gastos en los que incurrieron para el evento, o explicar las razones por las cuales decidió terminar unilateralmente el contrato.

Además argumenta que en septiembre celebró un nuevo contrato con las mismas condiciones, igual que el de 2016 y 2017, por lo que ahora "están denunciando no solo la terminación irregular del contrato de 2019, si no todos los que ha hecho la administración de Guillermo Alfonso Jaramillo."

Según él, es lamentable que el personero municipal investigara solo a la Secretaria de Cultura de Ibagué, Johanna Cristina Prada, quien fue destituida e inhabilitada, y no al Alcalde quien "en el año 2017 celebró el contrato directamente y él mismo le escribió en 2019 a la empresaria Barrios para que separara la fecha del 28 junio y fue quien determinó que la modalidad de contratación sería directa.

Para el abogado Espinosa, la razón por la cual el Alcalde dio por terminado el contrato no es porque se haya hecho por contratación directa, como los demás contratos, sino porque según él "es de público conocimiento que el señor Jaramillo celebró el contrato con bombos y platillos para llevar a Carlos Vives, pero cuando la ciudadanía repudió el contrato por el valor que fue de 2900 millones, el Alcalde empieza a buscar una excusa para darlo por terminado”. Para él, en este caso "el Alcalde se asustó o conociendo su temperamento un día quiso que fuera Carlos vives y al otro no".  

Lea en La W: