Escuche ahora

Amanecer W

con Wendy Lazcano y Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El estadio de la Perla del Otún, vuelve a brillar

El estadio de la Perla del Otún, vuelve a brillar

Abril de 1970, una fecha inolvidable para los pereiranos, la ciudad fue designada sede de los décimos Juegos Nacionales y así, puso en marcha un eficiente plan para construir todo un complejo olímpico. Unos años atrás, la administración municipal había aportado las 27 hectáreas de la finca La Albani, cerca del aeropuerto Matecaña, que sirvieron para levantar ahí el proyecto. En mayo de 1971 fue inaugurado el Estadio-Villa Olímpica de Pereira, que tiempo más tarde recibiría el nombre del arquitecto Pereirano que lo construyó Hernán Ramírez Villegas, el escenario deportivo más importante para los pereiranos se inauguró con un inolvidable partido de fútbol entre el Deportivo Pereira y el Sporting Cristal de Perú.

Así al pasar de los años, esta emblemática edificación se convirtió en un símbolo de desarrollo y civismo para los pereiranos que años más tarde, recibieron una gran noticia, su estadio, su amado estadio volvería a figurar en el mundo;  exactamente el 27 de mayo de 2008, la FIFA le otorgó a Colombia la sede de la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 y Pereira fue una de las 8 ciudades elegidas para ser sedes del importante evento, convirtiendo el estadio Hernán Ramírez Villegas en uno de los escenarios principales en el eje cafetero, sin embargo, éste debía ser remodelado casi en su totalidad debido a que presentaba un deterioro evidente y características que no cumplían con un evento de esta magnitud.

Años más tarde, luego de esta remodelación la ciudad vivió un evento climático en el 2015 y uno más fuerte en el 2018, causaron graves daños en varios sectores de la ciudad y en la cubierta de este escenario deportivo, la administración municipal actual comenzó de inmediato un proceso con la aseguradora para cubrir este incidente, sin embargo, el actual mandatario de los Pereiranos, se dio a la tarea de comenzar este proceso de recuperación, pues con el pasar de los días el deterioro se hacía más fuerte.

Se necesitaban más de 4 mil millones de pesos para realizar estas obras en la cubierta, para esto la secretaría de hacienda del municipio recuperó el dinero que por impuesto predial debía el Batallón de Artillería N°8, San Mateo al municipio de Pereira y con este dinero abrió la licitación para dichas obras. Hoy, un año después el alcalde Juan Pablo Gallo le entrega a la ciudad una cubierta nueva, 17.300 metros cuadrados intervenidos con un acabado arquitectónico de membrana aislante, blanca con una garantía de 15 años de durabilidad.

El secretario de infraestructura del municipio Milton Hurtado García, aseguró que la inversión total fue de $4.600 millones de pesos con los que adicional a estas obras de la cubierta, se realizó la intervención tanto en canales como bajantes de aguas lluvias, apantallamiento del estadio elemento que previene el riesgo de los asistentes durante posibles descargas eléctricas, la reparación de todo el sistema lumínico, esto a cargo de mano de obra local especializada que su vez generó cerca de 40 empleos.

El estadio Hernán Ramírez Villegas cuenta con capacidad para 30.247 espectadores, es uno de los mejores del país y lo más importante, es incono de civismo y amor por el deporte para los pereiranos que este año, allí, vieron a su equipo el Deportivo Pereira coronarse campeón.

Actualmente se llevan a cabo los procedimientos jurídicos para que la aseguradora que tiene a cargo las obras de mantenimiento del Hernán Ramírez Villegas reembolse la totalidad del dinero a la alcaldía, dinero que será invertido en el deporte local.