Escuche ahora

Archivo W

Con Sebastián García (@JuanSeGarciaA


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Epl anuncia que habría finalizado el paro armado en el Catatumbo

A través de un video, que es investigado por las autoridades, el grupo guerrillero anunció una tregua.

Hombres encapuchados identificados como miembros del EPL anuncian el levantamiento del paro armado. Foto: Getty Images

Mediante un video difundido a través de las redes sociales, el grupo guerrillero Epl (Ejército Popular de Liberación) informó a la población del Catatumbo que este 30 de abril será levantado el paro que se viene desarrollando en esta zona del departamento de Norte de Santander.

En el material audiovisual, se observa que al menos cinco integrantes de este grupo guerrillero, encapuchados y fuertemente armados, manifiestan que harán un alto al fuego para dar poder establecer un diálogo.

“Acatando el llamado de las comunidades y la población civil, el Estado mayor Epl está dispuesto al diálogo para buscar una salida a las diferencias de las acciones guerrilleras”, precisó el vocero.

Por su parte, el secretario de Víctimas, Paz y Posconflicto del departamento de Norte de Santander, Luis Fernando Niño, destacó que se está esperando la plena confirmación de las autoridades sobre la veracidad del video. Sin embargo, los sectores sociales del Catatumbo ya han mostrado un poco más de tranquilidad con el video y esto representa un aspecto positivo, ya que muchas personas podrán retornar a sus viviendas.

“Por lo menos podemos seguir entrado las ayudas humanitarias y revisando el tema de los refugios, ellos podrán regresar a sus sitios”, detalló Niño.

El paro sería levantando a las seis de la mañana de este lunes 30 de abril.

Es importante destacar que desde hace varias semanas, los pobladores vivieron momentos de zozobra y nerviosismo por los combates entre el Eln y Epl. Más de tres mil estudiantes dejaron de asistir a las escuelas, la actividad comercial disminuyó y los transportistas evitaron las vías que conducen a estas zonas para evitar posibles ataques, tales como los ocurridos el pasado viernes 27 de abril,  en contra de un líder comunal.

Autoridades policiales y militares reforzaron los operativos para garantizar que se restablezca el orden público en esta zona de manera paulatina.

Dos semanas de conflicto fueron suficientes para que los actores armados entendieran que el pueblo no quiere más sangre ni violencia.