Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Niños en Boyacá continúan estudiando en funerarias, plazas de mercado y carpas

Todo se debe a que las obras del FFIE no arrancan en 23 municipios. El gobernador Carlos Amaya y alcaldes dispuestos a protestar en Bogotá.

La gerente del FFIE, Adriana González asegura que arrancarán con 15 órdenes de inicios de obras. . Foto: La W

En una reunión que se prolongó por más de cuatro horas, y a la que asistió la nueva gerente del FFIE, Adriana González, se escucharon las voces de protestas del gobernador Carlos Amaya y los alcaldes de los 23 municipios de Boyacá por el poco avance de las obras de los colegios.

A medida que avanzaban las intervenciones de los alcaldes y rectores, se escuchaban historias como la narrada por Edgar Borda, rector del colegio Adolfo María Jiménez de Sotaquirá, sobre la crítica situación de los estudiantes que deben recibir sus clases en una funeraria.

Es muy complicado dar clases en una funeraria y nos tocó utilizarla como salón de clases para los niños de prescolar y primero porque como nos tumbaron el colegio que teníamos viejito, además que perdimos 150 estudiantes que se marcharon a instituciones de Paipa”, dijo Borda.  

Otra historia es la de los niños Chitaraque, según su alcalde Jorge Alberto Hurtado, que reciben clases en la plaza de mercado, es decir fue el único plan de acción que encontró el alcalde para que pudieran estudiar. “Adecuamos en la plaza de mercado los salones y contamos también con una cancha. Es incomodo que los niños tengan que pasar esto por culpa de las obras del FFIE”.

Mientras tanto en Maripi los niños fueron reubicados en una zona donde peligran sus vidas, según Ana Cuevas rectora del colegio Jorge Eliecer Gaitán, los niños desde los 10 años de edad, además de estudiar en la plaza de mercado deben cruzar una vía principal.

“Tiene que ir a recibir las clases de educación física y la alimentación escolar en otra sede, para ello deben cruzar la vía que comunica a Chiquinquirá – Maripí – Muzo – Quipama – La Victoria. Hemos visto a nuestros estudiantes prácticamente bajo de los carros. Los niños corren peligro”, cuenta la señora Cuevas.

Por su parte, el gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya, dijo que la reunión fue compleja porque no están muy cerca las soluciones, el FFIE no les presta la atención que requieren y los trámites son demorados.

“En un mes vamos hacerle un seguimiento a los compromisos que todos los colegios al finalizar este año y en el primer semestre del próximo todos los colegios estén terminados para que nuestros niños no queden en una situación lamentable”, dijo Amaya.

Sin embargo, de no cumplir el Fondo de Financiamiento para la Infraestructura Educativa, (FFIE) y el Ministerio de Educación, el gobernador Amaya, llevará el problema a Bogotá a través “de manifestaciones pacíficas de gobernadores, alcaldes, rectores, profesores y estudiantes, recordándoles a ellos los derechos de los niños”, dijo.

Entre tanto, la gerente del FFIE, Adriana González asegura que arrancarán con 15 órdenes de inicios de obras pero los casos más complejos están en nueve colegios donde el contratista anterior, Germán Mora, no ha pagado la deuda en su totalidad.

“El problema de deudas con proveedores es responsabilidad del anterior sedente (Germán Mora) y que tiene que responder dentro de los compromisos que él tenía. Eso es ajeno al FFIE, sin embargo impacta los proyectos porque el nuevo cesionario no podrá arrancar porque la comunidad no lo va a dejar. El compromiso es que este viernes acudirá para acordar los acuerdos de pago con todos los proveedores”.