Escuche ahora

Back to the Music

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Qué significa la inundación de máquinas en Hidroituango?

El profesor Santiago Ortega, explicó en La W esta decisión por parte de EPM y aseguró que el túnel que se tapó, llevaba seis meses funcionando.

Hidroituango. Foto: EPM

La decisión adoptada por Empresas Públicas de Medellín (EPM) de desviar, por la casa de máquinas, el represamiento que presentaba el río Cauca, tras el taponamiento en uno de los túneles del proyecto Hidroeléctrico Ituango, para el ingeniero Civil y magister en Ingeniera de Recursos Hidráulicos de la Universidad Nacional, Santiago Ortega, fue la única alternativa, aunque no desconoció que “la inundación de la casa de máquinas, es una tragedia. Ningún proyecto quiere hacer eso”.

El docente de la Universidad EIA, explicó que “EPM no se puede dar el lujo de que el nivel del agua suba más, porque en este momento se vuelve muy peligroso si llega una creciente. Ahora está lloviendo muchísimo, entonces el nivel de la presa está avanzando”.

(Le puede interesar: Procuraduría pide activar plan de contingencia ante inminente emergencia en Hidroituango)

El experto, manifestó que en Hidroituango “lo más seguro y lo más responsable, así sea una verdadera tragedia el inundar la casa de máquinas. Porque se dañan algunos de los equipos, pero se garantiza que el agua no vaya a pasar por encima de la presa que no está terminada”.

La decisión adoptada por EPM, para Santiago Ortega, quien también es director de EnergEIA, la estrategia de energía renovable de la Universidad EIA, no es “una cosa que se hizo a la ligera. No creo que haya sido un parte de irresponsabilidad. La hidroeléctrica en menos de un mes y medio, en condiciones normales, iba a comenzar a hacer el llenado del embalse, entonces para llenarlo estos otros túneles tenían que estar taponados para empezar a crecer el nivel de la presa.”

Uno de los aspectos claves para el experto es que el proyecto no tendría una premura para iniciar operaciones en el mes de noviembre, puesto que “si el proyecto se demora mucho tiempo, puede ser sujeto de multas del Ministerio, porque tenía que entrar este año a generar energía. Pero todos los proyectos tienen un año de gracia para poder iniciar. Entonces Hidroituango, aunque estaba cumpliendo cronograma y todavía tenía un año para comenzar a generar energía”.

(Lea también: Problemas en Hidroituango no afectarían suministro de electricidad del país)

Aunque el ingeniero Santiago Ortega desconoce si la decisión de inundar el cuarto de máquinas corresponde a una acción para acelerar o para optimizar el proceso de construcción, si fue enfático en que “inundar casa de máquinas evita una decisión potencial de destruir la presa, que vale toda la plata del mundo. Si llega a fallar la presa, cosa que no va a pasar porque el Dapard reveló que no hay problema con ello, los daños serían incalculables, eso podría borrar varias ciudades del mundo”.

Desde el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres Extraordinario, que se reunió en las horas de la noche de este jueves, aclararon que hasta el momento no se ha dado la orden de evacuar a la población ribereña de ningún municipio. Solo Valdivia y su corregimiento Puerto Valdivia deberán tener mayor cuidado ante el incremento del caudal del río Cauca.

Actualmente, el incrementó del caudal del río Cauca es normal y está acorde con lo que usualmente se registra en la primera temporada de lluvias del año.  Las comunidades, especialmente los barequeros, deben estar atentas ante un incremento inusual, informaron desde el Comité.

Desde el Concejo de Medellín, manifestaron su apoyo a EPM y aspiran a que este inconveniente presentado en Hidroituango, que busca suplir el 17% de la demanda de energía del país con la generación de 2.400 megavatios, no represente la suspensión del proyecto, máxime teniendo en cuenta el nivel de recursos invertidos a la fecha.

Por su parte, los diputados de Antioquia mostraron su preocupación por las afectaciones que podría generar esta eventualidad en las finanzas del Idea y del departamento. Los corporados trajeron a colación las implicaciones que tendrá consigo los posibles retrasos del proyecto, en el desarrollo de iniciativas como el Puerto de Urabá, Ferrocarril de Antioquia y generadoras de energía, pues en 2017 se habían aprobado mediante una ordenanza flujos futuros.