Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá en época de coronavirus, no para

Dos dominicos se arreglan, desayunan y se sientan frente al teléfono para atender a los fieles que requieren ayuda por depresión, ansiedad o problemas en el hogar.

Los dominicos del santuario de nuestra señora del Rosario de Chiquinquirá se reinventan a través de la evangelización virtual o una llamada telefónica.. Foto: La W

La basílica de nuestra señora del Rosario de Chiquinquirá abrió líneas telefónicas para escuchar a sus feligreses, para guiarlos en medio de las dificultades, dedicarles, a cada uno de ellos, 30 minutos en medio de la pandemia.

El rector del santuario mariano, fray Carlos Mario Álzate la ida es que los fieles hablen con un sacerdote se desahoguen un poco, liberen el estrés. Tenemos unas estrategias para que la gente no se sienta sola y que se fortalezca en sus lazos familiares.

Para María Paula Jiménez, devota de la virgen de Chiquinquirá, los religiosos les dan consejos muy prácticos para enfrentan las dificultades en el hogar. “Lo que me llevó a ellos fue la angustia, preocupación y estrés de tantas cosas que están ocurriendo con la pandemia”.

Fray Rafael Hernando Diago Guarnizo, pertenece a la comunidad de dominicos, sabe que por estos días no pueden visitar hospitales, por eso la línea ha sido útil.

“No es una confesión, ellos, nos cuenta los problemas que están viviendo, la situación del confinamiento, la falta de trabajo, angustia, dolor, sufrimiento o algún familiar que tienen enfermos por coronavirus”, cuenta el fray Diago Guarnizo.

Dos sacerdotes desayunan se sientan frente a los teléfonos de 8:30 a 11 de la mañana y atienden a cada fiel, según María García, también fiel a la virgen de Chiquinquirá, dice que las palabras de los dominicos la llena de paz.

Le puede interesar: Propietarios de hostales refugian a víctimas de violencia intrafamiliar en Villa de Leyva

“Nosotros como seres humanos necesitamos que alguien nos escuche o nos dé una palabra de aliento”, cuenta García que reconoce en su vivienda viven muchas personas.

Las líneas están habilitadas para todo el país, la virgen de Chiquinquirá es la patrona de los colombianos. “La virgen del Rosario de Chiquinquirá es la reina de los colombianos y siendo consecuentes con eso nosotros frailes dominicos atendemos a fieles de todos los departamentos, del exterior y de municipios aledaños”, dice Diago Guarnizo.

Los frailes dominicos de nuestra señora del Rosario, aunque no pueden predicar su sermón en la basílica, ni en los campos a lomo de mula con sus folletos parroquiales, no paran, y se reinventan a través de la evangelización virtual o una llamada telefónica.