Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Se violó el debido proceso, dicen transexuales implicadas en riña con policías en Tunja

Las LGBTI dicen que en el momento de reducirlas no lo debió hacer un uniformado hombre, sino mujeres policías teniendo en cuenta su condición de género.

“No hubo una perspectiva de género ni en el juzgado, ni en la policía, ni la URI, entonces no se dio voz a las chicas”, dijo una de las voceras. . Foto: Cortesía

Andra Hernández, vocera de la comunidad LGBTI, dice que sus compañeras estaban al frente en el bar “El Parrando” y una, de las clientes del establecimiento, salió a decir que quitaran “esos animales refiriéndose a las chicas trans, seguido a eso, pues la dueña también dijo que quitaran esos animales y sacó unos palos y llamó a la Policía”.

Hernández dice que cuando llegaron los uniformados las empezaron a agredir. “A las chicas las empujaron, a una de ellas la botaron al piso, le pusieron el brazo en el cuello, prácticamente la ahogaron y debió ser trasladada al hospital San Rafael de Tunja. Ahí comienzan las agresiones”.

Sin embargo, reconoce que una de las transexuales, tratando de defenderse, le pegó al capitán Galindo y le hizo una herida en la ceja.

“En el juzgado se tuvo más en cuenta la agresión de la chica hacia el policía, y no la agresión de la policía hacia las chicas. No hubo una perspectiva de género ni en el juzgado, ni en la policía, ni la URI, entonces no se dio voz a las chicas. Aquí se violó el debido proceso”, dice Hernández.

La vocera también dijo que en el momento de reducirlas no lo debió hacer uniformados hombres, sino mujeres policías teniendo en cuanta su condición de género.

Dijo que el caso está siendo acompañado por la red de Lgbt de Boyacá, la casa de la mujer y a nivel nacional algunas organizaciones LGBTI.

Es de recordar que un juez de control de Garantías de Tunja, legalizó los procedimientos de captura de dos personas de la comunidad LGBTI implicadas en la agresión de dos uniformados de la Policía en la madrugada del dos de marzo en el norte de la capital boyacense.  

El procedimiento se hizo en el marco de la ley, de igual forma las capturas fueron legales ya que así lo determinó el juez de control de garantías por el delito de ataque al servidor público”, expresaron las autoridades.   

Las dos mujeres trans judicializadas fueron señaladas de ocasionar una herida abierta en la ceja izquierda a uno de los uniformados y a otro herida abierta en la mano derecha entre el dedo meñique y anular, lesiones provocadas con elemento contundente, los dos uniformados en su momento fueron remitidos al hospital San Rafael.