Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Vendaval deja familias afectadas en San Juan Nepomuceno, María La Baja y Arjona

Varias de esas poblaciones llevan más de 24 horas sin energía eléctrica por la caída de líneas de alta tensión. Los damnificados esperan atención de las autoridades.

Las caídas de árboles también han afectado esas poblaciones. Foto: Cortesía.

Más de un centenar de familias en los Montes de María y el norte de Bolívar están afectadas por las lluvias y un vendaval que afectó este martes a las poblaciones de esa región.

De acuerdo con los datos que se han conocido en redes sociales y por parte de algunas autoridades, en Montes de María los más afectados son los habitantes de zona rural de San Juan Nepomuceno. Allá hay viviendas destechadas en los corregimientos Haya y San Pedro Consoloda, donde, además, una menor resultó afectada por la caída de un ladrillo cuando se resguardaba de la lluvia.

En María La Baja, las mayores afectaciones se registraron en el corregimiento de San Pablo, donde el vendaval dejó unas 100 familias damnificadas y daños en líneas de alta tensión, por lo que en esa población permanecieron llevan más de 24 horas sin el servicio de energía eléctrica. Ante esta situación hubo bloqueos en la Troncal de Occidente que comunica a Bolívar con los departamentos de Sucre y Córdoba, que podrían presentarse este miércoles porque persiste el apagón.

“Por el vendaval quedó afectada la línea 596, subestación Gambote, hasta subestación María La Baja, por lo que este municipio ha permanecido sin energía desde entonces. Hoy se han retomado las labores para tratar de reestablecer el servicio lo más pronto posible”, detalló el gerente de Electricaribe en Bolívar.

En el municipio de Arjona, las afectaciones se presentaron en los corregimientos de San Rafael, Puerto Badel, Rocha y Gambote, en toda esa zona son unas 47 casas destechadas.

Los pobladores de esos pueblos afectados esperan la visita de las autoridades de Gestión del Riesgo para un censo total de los afectados y la entrega de ayudas a quienes las necesiten.