Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El arte virreinal hispanoamericano gana cuatro salas en museo de Buenos Aires

Más de 200 piezas del arte virreinal hispanoamericano (siglos XVI al XVII) ganaron hoy cuatro nuevas salas en el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, la única institución de la ciudad de Buenos Aires que conserva y exhibe la historia del pasado colonial.

Buenos Aires, 16 ago (EFE).- Más de 200 piezas del arte virreinal hispanoamericano (siglos XVI al XVII) ganaron hoy cuatro nuevas salas en el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, la única institución de la ciudad de Buenos Aires que conserva y exhibe la historia del pasado colonial.

La inauguración se celebró tras un año y medio de investigación y restauración de piezas llevado a cabo por el equipo de la institución capitalina, que tuvo que tratar con textiles, platería, mobiliario, libros o incluso con objetos de temática musical.

Estas nuevas salas, que formarán parte del patrimonio permanente del museo, son resultado de "un largo trabajo de reconversión museográfica" con el cual el centro concluye la reorganización de sus salas, explicó a Efe el director de la institución, Jorge Cometti.

Asimismo, "no hay un rubro dentro de las manifestaciones dentro del arte colonial que no tenga en esta colección un espacio, buenos ejemplares para hablar sobre esos temas", añadió a Efe el comisario principal del Museo, Patricio López Méndez.

La primera sala, que recibe el nombre de "Integridad, proporción y brillantez", recoge el arte y devociones dominicas en la época colonial a través de tallas, cuadros, lienzos y diferentes objetos con motivos religiosos.

En la segunda sala, llamada "Con el sudor de sus rostros", habrá "un panorama bastante completo de la producción artesanal y de los hábitos de consumo hacia finales del virreinato, hacia finales del siglo XVII".

Como parte del segundo espacio, también habrá una sala con elementos de la liturgia donde "la labor de los sastres y cordoneros ha sido muy importante", continuó.

"Son salas muy vistosas y que no solamente van ser del gusto del público general sino que van a ser una herramienta importante para el museo para colaborar con la educación formal generando estos espacios donde seguramente los maestros van a tener herramientas importantes para trabajar el periodo", resumió López Méndez.

En el marco de la inauguración, presentaron también la fachada del Palacio Noel, lugar que abarca la sede principal del museo y que, datado en 1923, es el "principal exponente del movimiento neocolonial en la arquitectura argentina".

"Espero que lo disfruten y que lo descubran. No es una ciudad que haya dejado demasiados testimonios de su pasado colonial. De alguna forma nos sentimos custodios de ese patrimonio", concluyó López Méndez. EFE

cch/mgv/nrp