Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Michel Sittow, el nexo estonio entre las cortes europeas del Renacimiento

Javier Pachón Bocanegra

Javier Pachón Bocanegra

Washington, 23 ene (EFE).- Los retratos de aire nostálgico del estonio Michael Sittow actuaron como nexo entre las cortes europeas del Renacimiento, desde Burgos hasta Copenhague, entre la reina Isabel y el emperador Carlos V.

Pese a haber nacido y fallecido en Tallín (1469-1525), la capital de Estonia, por su estilo, su aprendizaje en Brujas, la influencia recibida y las técnicas empleadas, Sittow recibió el adjetivo de "holandés", lo mismo que su obra, que ahora recoge la National Gallery of Art de Washington en una exposición presentada hoy.

Aunque es conocida su formación en la ahora ciudad belga, sus primeros pasos en el mundo de la pintura fueron introducidos por su padre -también artista- y nunca llegó a registrarse como maestro en el gremio brujense.

Fue en 1492, coincidiendo con la expedición de Cristóbal Colón, cuando Sittow se mudó a España para recorrer la península Ibérica al servicio de la reina Isabel de Castilla como retratista.

Barcelona, Burgos, Granada y Salamanca son algunas de las ciudades por las que discurrió el camino del estonio, que colaboró con Juan de Flandes y que no cesó en su labor con Isabel hasta el fallecimiento de esta en 1504.

La exposición reproduce la historia del estonio mediante 13 obras del propio Sittow y otras siete atribuidas a los artistas Juan de Flandes, Hans Memling y Jan Gossaert.

Durante su periodo al servicio de Castilla, fueron elaborados un total de 47 lienzos dedicados a la vida de Cristo y la Virgen María, entre ellos "La Asunción de la Virgen" y la "Ascensión de Cristo", rescatados por la muestra.

Los viajes del tallinés continuaron tras abandonar territorio español en 1502 -luego volvería para reclamar su salario- hacia la corte de Margarita de Austria y, posteriormente, a Brabante con Felipe I de Castilla, entre 1505 y 1506.

Después de permanecer durante los ocho próximos años en su ciudad natal, los retratos de figuras de las altas esferas, con sus característicos gestos de introspección y melancolía, llevaron a Sittow rumbo a Copenhague; el retratado sería entonces Cristián II de Dinamarca, reciente rey del país que terminaría sus días entre rejas tras ser expulsado y tratar de recuperar su reinado.

Los análisis muestran que bajo el retrato del danés -una de las obras presentes en la exposición- se encuentra el rostro de otro varón, probablemente de Carlos V, lo que prueba la reutilización de las tablas por parte del estonio.

Precisamente, la siguiente dirección emprendida por Sittow fue hacia los Países Bajos en un breve regreso a la corte de Margarita de Austria para trabajar con ella y su sobrino, el futuro emperador Carlos V, antes de volver a su ciudad y casarse por segunda vez.

Entre las pinturas más destacadas de la exposición se encuentran dos lienzos que originariamente conformaban un díptico en el que representa a la "Virgen y el Niño" y un retrato que se asocia a Diego de Guevara, el español reconocido por Carlos V como Caballero de la Orden de Calatrava.

Paralelamente a esta exhibición, la galería también albergará a las vanguardias estadounidenses marcadas por aspectos innovadores como la integración, la inclusión y la asimilación.

En total, 250 piezas de disciplinas como la pintura, la escultura o la fotografía realizadas por 80 artistas del siglo XX y XXI, con especial hincapié en aquellos creadores autodidactas.

Ámbitos como los derechos civiles, el feminismo, los movimientos pacifista y contrarios a la guerra y los derechos de los homosexuales son algunos de los temas abarcados por las obras presentadas, que engloban a artistas como Martín Ramírez o Joseph Yoakum.

Ambas muestras permanecerán disponibles para las visitas del público entre el 28 de enero y el 13 de mayo en la capital estadounidense. EFE

jpb/hma/eat