Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El abrazo de la serpiente: todos los mundos, todos los sueños, todos los tiempos

Karamakate nos hace ver el veneno en que se ha convertido la sangre que recorre nuestras venas.

Algo sutil pero poderoso se sobrecoge al verla. Algo que llevamos dentro pero no podemos ubicar con exactitud y nos transporta a la fugaz experiencia del trance, ese instante en que un golpe de conciencia nos hace entender que sin importar cuántas veces hayamos visto lo que nos rodea, siempre será posible volver a verlo por primera vez. La espesura e imponencia de nuestra selva amazónica, las huellas y cicatrices con que la marcaron los aventureros, los hombres de fe, los arqueólogos y los invasores; el entramado de lenguas y etnias que aún hoy la habitan, su poderosa sabiduría, sus tragedias y sus luchas, todo esto aparece recreado en la tercera película de Ciro Guerra tal como ya lo hemos visto, pero al mismo tiempo visto por primera vez.

La aventura nace y muere navegando el río Amazonas. Deslizándonos sobre sus aguas nos encontramos con el magnetismo de Karamakate, un indígena que nos atrapa por la honestidad con que la ira y la nobleza convergen en su mirada. En cuanto interactúa con Theodor Koch-Grunberg (el explorador alemán en cuyos diarios está inspirada la historia), sabemos que cada vez que lo mira lo desnuda y sentimos que cada vez que lo hace nos desnuda a nosotros mismos. El objeto de estudio no será el hombre indígena sino el hombre blanco, ese que no entiende de respeto por las leyes de la selva y se convierte en Chullachaqui, un ser que deambula vacío por el mundo, carente de verdades interiores que lo conviertan en alguien irremplazable.

A medida que avanza la travesía por los recodos del río en busca de una planta que cure al explorador y lo salve de su muerte, asistimos a los episodios más crueles y conmovedores de la evangelización, la explotación cauchera y la guerra con el Perú, al tiempo que descubrimos cuan poco importaba en aquél entonces la buena voluntad con que Koch-Grunberg quiso documentar la vida de las comunidades indígenas, pues su viaje en realidad no se trataba de esto, como tampoco de esto se trata lo que nos impulsa a seguir su historia en el presente.
La manera insensata en que el hombre blanco agrede a la selva contrasta con la forma coherente y sosegada en que Karamakate la habita, y nos vemos obligados a reconocer en la integridad de su ser el agujero negro en que se ha convertido nuestro espíritu, la inutilidad de las enseñanzas que pretendemos inculcar a las comunidades, la suerte de veneno en que se ha convertido la sangre que recorre nuestras venas.

Descubrimos que al igual que Koch-Grunberg seguimos a Karamakate porque él tiene algo que nosotros perdimos, porque pese a sabernos indignos de acceder al privilegio de ser uno solo con la selva, aún esperamos que ella se compadezca de nosotros y nos permita custodiarla y defenderla como él lo hace.

Descubrimos que sólo a través de nuestros sueños podemos encontrar el camino que nos regrese a la sabiduría de los ancestros, y que solo siguiendo a Karamakate podemos encontrar el camino hacia nuestros sueños.

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. La W Radio no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos.

Escrito por Carol Ann Figueroa (Colombia)
Carol Ann Figueroa estudió periodismo en la Universidad de la Sabana y cine con énfasis en escritura de guiones en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños en Cuba. Ganadora del premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar por su crónica “Una Cretina Llamada Elisa”, ha colaborado con las revistas Kinetoscopio, Semana, Soho, Arcadia y Malpensante, entre otras. Ha sido guionista de los largometrajes documentales "16memorias" y "La Gorgona, historias fugadas", así como de varias series infantiles para televisión. En W Radio es libretista de La hora del regreso.
Sobre el Blog CINESTRELLAS es como me gusta pensar y hablar del cine. No es crítica, es emoción. Todo acuerdo o desacuerdo será bienvenido. En Twitter @carolannfiru. Las opiniones aquí expresadas no comprometen ni expresan la opinión de W Radio.

@WRadioColombia en Twitter

ARCHIVO