Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García y Adriana Bustos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

A un experto que asesoró al Invías sobre el Hisgaura se le cayó un puente hace 19 años

Invías aseguró que el grupo de expertos que hizo las recomendaciones sobre el Hisgaura fue conformado por la Sociedad Colombiana de Ingenieros y no recibieron pago por ese trabajo.

Se trata del mismo experto que firmó la carta en la que, junto con otros ingenieros, le pedían al Invías que no recibiera el puente Hisgaura. Foto: Colprensa

W Radio logró obtener una sentencia condenatoria proferida el 26 de junio de 2008 por el Tribunal Administrativo del Casanare en contra de la empresa Gel Ingenieros Consultores, interventoría de la cual es dueño Germán Escobar López.

Se trata del mismo experto que firmó la carta del pasado 4 de marzo en la que, junto con otros ingenieros, le pedían al Instituto Nacional de Vías (Invías) que no recibiera el puente Hisgaura. Según argumentaba, esto se debía a las supuestas fisuras que, según ellos, podían ser peligrosas.

(Le puede interesar: Invías no recibirá Puente Hisgaura hasta no tener claridad sobre impacto de grietas)

La sentencia del Consejo de Estado cuenta que en el año 2000, el Invías contrató a la empresa de Escobar como interventor del puente Unete en la vía que de Sogamoso conduce a Yopal, cuyo costo fue de 248 millones de pesos. Según la sentencia, las obras empezaron el 23 de agosto del 2000 y terminaron el 12 de noviembre del mismo año.

El 28 de noviembre del 2000 fue puesto al servicio este puente, pero al día siguiente el puente colapsó y cayó al río Unete junto con un vehículo que transitaba en ese momento por el lugar.

Con el fin de establecer las causas del colapso, el Invías contrató un estudio que tuvo un costo de 37 millones de pesos y el cual arrojó la siguiente conclusión:

El colapso se presentó por fallas en las uniones, lo cual se debió a la mala calidad en las soldaduras con evidentes problemas de falta de fusión, falta de penetración, soldaduras irregulares, porosas e incompletas y mala práctica constructiva en general.

Lo anterior, según el demandante (es decir el Invías), se debe a las obligaciones a cargo del contratista y del constructor, pues se debía garantizar la estabilidad de la obras por un lapso de cinco años, pero la estructura colapsó en 24 horas.

Al indagar con el Invías sobre el tema, su director Juan Esteban Gil confirmó a W Radio que lo que hizo el instituto fue conformar un comité de expertos, en el que se llamó a la Sociedad Colombiana de Ingenieros. A su vez, pusieron a los expertos que consideraron correctos y de los que salieron ocho personas, entre los que se encontró Germán Escobar López, asegurando de paso que no se les pagó ni un peso por ese trabajo ya que fue un trabajo ad honorem.