Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Deberían los ricos pagar más impuestos?

En Partida W del 28 de enero, los economistas Martín Jaramillo y Juan Pablo Fernández debatieron sobre si a las personas millonarias deberían cobrárseles más impuestos.

Martín Jaramillo y Juan Pablo Fernández debaten en PartidaW. Foto: Partida WCon Juan Pablo Barrientos

La publicación del informe anual sobre desigualdad económica de la ONG Oxfam Intermón reveló que en el mundo los pobres son ahora más pobres y los ricos aumentaron y son más pudientes que nunca. El documento señala que las 26 personas que acumulan las mayores fortunas del planeta, poseen más dinero que casi la mitad de la población mundial.

Esta discusión llegó a los micrófonos de Partida W con los economista Martín Jaramillo y Juan Pablo Fernández.

Jaramillo argumentó que los ricos no merecen ser castigados mediante el cobro de altos gravámenes, debido a que son las personas que han creado riqueza para las sociedades y va en contra de la innovación y de los parámetros para un buen desarrollo. Puntualizó que los estudios como el de la Oxfam Intermón tienen vicios de metodología debido a que se usa como regla de medida la moneda del dólar, y lo probaría -según él- los datos que reflejan la reducción de la pobreza en Colombia y en la región. Expresó que lo mejor para los países es tener más ricos que generen empleos, con lo cual se disminuiría la pobreza exponencialmente gracias a su capital.

Por su parte, Fernández dijo que las sociedades y los Estados deberían tomar la decisión de gravar a las personas multimillonarias del mundo para instalar un sistema tributario democrático, progresivo y que permite redistribuir la riqueza en el mundo. Fue enfático en que es un deber mínimo de las personas con cantidades excesivas de riqueza es declarar más impuestos que permitan retribuirle a la sociedad para que esta pueda resolver y cubrir sus necesidades. Señaló que las cifras que hablan sobre la reducción de la pobreza en Colombia son engañosas, en tanto que un ciudadano que queda desempleado rápidamente queda en la pobreza.