Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Por otro proceso, Corte tenía identificado el teléfono de Uribe antes de interceptarlo

La información estaba en el despacho del magistrado José Luis Barceló.

La misma Corte Suprema de Justicia había asegurado que las interceptaciones telefónicas ordenadas a ese número habían iniciado el 7 de marzo. Foto: Colprensa

La W conoció documentos que acreditarían que la Corte Suprema de Justicia conocía un mes antes de ordenar su interceptación, que el número de teléfono que supuestamente correspondía al congresista Nilton Córdoba, sí pertenecía al ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Se trata del oficio 10351 del 19 de febrero de 2018, que la Fiscalía remite al Magistrado José Luis Barceló, en el que se informa que el número 317505xxxx pertenece al abonado Álvaro Uribe Vélez, según una certificación emitida por el operador móvil Telefónica Movistar.


 

(Le puede interesar: Relator de ONU sobre independencia de magistrados pide información del proceso Uribe)

¿Por qué es relevante esta información? Porque la misma Corte Suprema de Justicia había asegurado que las interceptaciones telefónicas ordenadas a ese número, so pretexto de pertenecer al representante Córdoba, habían iniciado el 7 de marzo, tres semanas después de que el certificado de Movistar llegara a la Corte Suprema.

Hay que hacer una salvedad, el número del radicado del proceso por el que se hace la consulta a la empresa Movistar, no corresponde al expediente contra el Representante Córdoba. Sin embargo, es evidente que en el despacho del magistrado Barceló había documentos que acreditaban que ese número era el del ex presidente Uribe, antes de ordenar su interceptación.

(Lea también: Es la primera vez que un presidente de la Corte confiesa una falta disciplinaria: Granados)

La W consultó a fuentes de la Corte Suprema de Justicia que aseguraron que no existe un sistema o un protocolo para cruzar información sobre números telefónicos en distintos procesos y que por esta razón no era posible saber que el teléfono supuestamente allegado por Córdoba correspondía al del exmandatario.